cómo funciona un jabón

¿Cómo funciona un jabón?

No hay hogar donde no exista un jabón; es un implemento usado por cualquier individuo para mantener su aseo e higiene personal. Sus presentaciones en el mercado son diversas al igual que el uso que se le puede dar. Sin embargo, lo más seguro es que muy pocos de sus usuarios sepan cómo se fabrica y mucho menos cómo funciona un jabón, acá te lo vamos a enseñar.

Los jabones

cómo funciona un jabón espumante

Un jabón es un material líquido, en polvo o sólido fabricado con el objetivo de limpiar cualquier superficie sucia. Existen una gran variedad de jabones dependiendo del uso específico, incluso del tipo de piel de la persona.

Los jabones duros o líquidos están formados por grasas (animal o vegetal) y aceites más ácidos saturados; son útiles para lavar ropa y objetos. Los blandos están fabricados a base de aceites de pescado, algodón o lino, incluyen espumas de afeitar, jabón, geles, champú, entre otros; todos para mantener la higiene corporal. En cuanto a los jabones de tocador son elaborados con aceite de oliva, palma o coco.

¿Cómo funciona un jabón?

Como compuesto químico un jabón es el resultado de hacer reaccionar un ácido graso con un álcali, este último depende del tipo de jabón que se desee obtener. En cuanto a los jabones duros se obtienen mediante la saponificación del álcali hidróxido de sodio (lejía). Los jabones blandos o suaves se fabrican a partir de la saponificación del álcali hidróxido de potasio.

En lo que se refiere a los jabones de tocador, son sometidos además, a un proceso de refinado para que no sean agresivos con la piel. Ahora bien, ¿por qué limpia un jabón? Las moléculas del jabón es bipolar, un lado es hidrófobo que odia el agua y el otro es hidrófilo y le fascina el agua.

Cuando el jabón entra en contacto con el agua sus moléculas hidrofóbicas se unen a la grasa y las hidrofílicas van hacia el agua. Se produce una emulsión de aceite en agua, lo que produce que el aceite quede suspendido en el agua y sean desprendidas de la superficie sucia (ropa). Cuando se procede al aclarado o enjuague la emulsión finaliza. En fin, la acción emulsificante del jabón es la que permite que el agua y el aceite (sucio) se mezclen y sea expulsado.

Los jabones: propiedades y características

Por la forma cómo funciona un jabón posee tres características básicas. Es un agente espumante, genera una densa espuma al contacto con el agua. Es emulgente, es decir, cuando juntamos con agua y aceite y mezclamos la unión no es homogénea. Pero si, le agregamos unas gotas de jabón y batimos de nuevo la separación entre el agua y el aceite demora más tiempo. Esto debido a que el jabón estabiliza la emulsión.

Además, es mojante, si colocamos agua en un recipiente y agregamos polvo de azufre, el polvo permanece en la superficie. Sin embargo, al agregarlo al agua, de inmediato el azufre se moja y se hunde en el agua.

Ahora que conoces cómo funciona un jabón sabes por qué los mismos cumplen la función para la que fueron creados y de qué depende que sean de calidad.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *