funcionamiento de un juicio oral

¿Cómo funciona un juicio oral?

Hacer el derecho a la defensa algo muy cercano a la gente es el fundamento de cómo funciona un juicio oral. Es un evento que atiende situaciones jurídicas individuales enmarcado en las leyes y siguiendo el procedimiento de cada país. Continúa leyendo los detalles de un espacio que es testigo de dos puntos de vista, uno acusador y otro de defensa.

Después de la investigación

Las leyes pueden variar de país en país. Los juicios orales se consideran en la mayor parte del mundo como una de las fases más importantes en el sistema de defensa de los ciudadanos. Por lo general, es después de la investigación que se presentarán en este juicio todos los actos de prueba y alegaciones respectivas.

El camino hacia el juicio oral es iniciado con la denuncia que es recibida e investigada por las autoridades policiales. Posterior a la investigación, estas autoridades dan parte al ministerio encargado de la justicia y derecho a defensa de los ciudadanos. Dependiendo del país puede llamarse Ministerio Público, Ministerio Fiscal, Fiscalía General o Procuraduría General.

¿Cómo funciona un juicio oral?

juicio oral recinto

Después de estos pasos, la denuncia se convierte en querella. El juicio oral es la parte del procedimiento penal en el que se podrá desvirtuar o no la presunta inocencia de un acusado. Es un debate que podría tomar una sola sesión o más. En ellas, se hace la importante presentación de pruebas. Adicionalmente, se escucha la declaración del querellante, del acusado,  testigos, expertos, fiscal y defensor.

Estas audiencias admiten dos modalidades según ley y podrían contemplar algunas salvedades. Su publicidad puede ser interna para que se manifieste solo la presencia de las actuaciones implicadas. Cuando es externa se garantiza la asistencia de público a las sesiones.

Según el caso lo amerite, todos estos actores del juicio oral podrán hacer sus declaraciones o exposición de motivos al frente de un tribunal de juicio unipersonal, mixto o de jurados. Sea uno o varios, los magistrados designados llevan cada paso respetando cómo funciona un juicio oral.

Todos responderán a las preguntas que realicen las partes, el juez acepta pruebas y concede la palabra de forma sucesiva al fiscal y al defensor. Finalizadas las exposiciones, el juez cierra el debate. De este juicio, el juez o jueces forman su convicción para poder pronunciarse con un veredicto en forma de sentencia.

La sentencia final

Concluidas todas las exposiciones de acusación y defensa se cierra el debate. Tomando en cuenta el tipo de acusación, el juez pronuncia la sentencia el mismo día o en un término de tiempo fijado en la ley para su posterior ejecución. Preparados todos para oír la lectura de la sentencia, esta podría ser absolutoria o condenatoria.

En caso de que el acusado sea absuelto, desde la misma sala el imputado está en libertad. Aparte, quedará libre de cualquier medida cautelar dictada previamente. Si la sentencia es de carácter condenatorio, se especifica hasta cuando tendrá efecto la sanción.

Haya sido una sentencia que absuelve o condene, el cómo funciona un juicio oral acusatorio y público es un derecho. Este garantiza la oportunidad de presentar pruebas y utilizar todas las herramientas para una buena defensa.

Otros artículos que pueden interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *