cómo funciona el karma

¿Cómo funciona el karma?

Muchas veces escuchamos o nosotros mismos decimos que lo que se hace se paga. Esta frase va de la mano con la creencia del karma, algo en lo que algunos creen y otros no. Es por ello qué explicaremos cómo funciona el karma y el por qué algunos creen que no todo es casualidad en la vida.

El karma

Este término significa “acción” se originó en la India, las religiones que giran en torno a él son el hinduismo, el budismo, el espiritismo, jainismo y ayyabazhi. El karma es el resultado de todas las acciones físicas, psicológicas y verbales que realizamos. Son actos que se recompensan.

Es como una clase de juez intangible o invisible que siempre nos está observando; una energía que nos rodea. Tiene la capacidad de acumular nuestros actos y tiene la responsabilidad de mostrarnos las secuelas que tiene lo que hicimos hace unos 10 minutos o hasta años atrás. Es un prototipo de la causa y efecto. Ahora veamos cómo funciona el karma.

¿Cómo funciona el karma?

Cada individuo tiene su propio karma, ya que nadie realiza las mismas acciones. Como todos somos seres independientes de los otros y tenemos nuestras singularidades, nuestra forma de actuar también es distinta. Así que obtenemos resultados diferentes.

Quienes creen en esta filosofía, lo toman como una enseñanza espiritual que se debe aplicar durante toda su vida. De ella depende si en su futuro habrá sufrimiento o gozo.  El karma está presente desde que se realiza el hecho hasta que acumula las condiciones necesarias para ejecutar su efecto. Este proceso puede durar varios años.

Leyes del karmacómo funciona el karma personas

Existen varias leyes que determinan las consecuencias futuras, estas son algunas de ellas que debes tomar en cuenta para saber cómo funciona el karma:

  • Ley de la creación nos dice que nuestra existencia está determinada por la participación que tenemos en la vida. El entorno le proporciona señales al “yo” interno, basado en ellas debemos diseñar un tejido de opciones que queremos en la vida. Seremos juzgados dependiendo de esa creación.
  • Al negar alguna cualidad interna que no quieras aceptar, esta seguirá presente en tu vida. Las personas que son capaces de mirar su interior y aceptar sus defectos pueden generar un cambio positivo porque son humildes al hacerlo. A esto se le denomina ley de la humildad.
  • El karma estará a nuestro favor si también se sigue la ley del crecimiento la cual se basa en la capacidad de crecer internamente. Para ello, es importante dejar de querer que los demás cambien para satisfacer nuestras necesidades, así como dejar de envidiar a los otros. Hay que procurar en cambiar nuestro propio ser.
  • Una ley por la que el karma siempre gira es el de la responsabilidad. Las personas tienen que estar conscientes de la responsabilidad que hay detrás de los errores o los éxitos. Y saber cómo responder a las situaciones que no puedes controlar influenciará, también, en los futuros resultados.

Ahora que sabes cómo funciona el karma, seas creyente o no de esta filosofía, puedes observar que todo el mundo cree en la causa y efecto. Solo que es visto de distinta manera, el punto es que así como las buenas acciones traen frutos, las malas también lo hacen.

Te puede interesar leer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *