cómo funciona la limpieza facial

¿Cómo funciona la limpieza facial?

La contaminación y la acumulación de suciedad en el rostro pueden ir degradando el aspecto del mismo. Es por ello, que es importante cuidarlo adecuadamente para que los efectos negativos de esos dos factores no afecten la piel a largo plazo. Aquí te explicaremos cómo funciona la limpieza facial.

¿Qué es la limpieza facial?

Es uno de los hábitos más indispensables para cuidar la piel del cutis y mantener su higiene. Existen muchos factores como la contaminación, el estrés y el maquillaje que contribuyen a la acumulación de suciedad en el rostro. Como consecuencia, con el tiempo el mismo va perdiendo luminosidad, vitalidad y frescura.

La limpieza facial puede llevarse a cabo desde casa y en manos de un profesional. Ambos procesos implican resultados y efectividades distintas. Dado que la piel del rostro es más delicada que la del resto del cuerpo es importante tener un cuidado extremo al momento de realizar una limpieza facial.

¿Cómo funciona la limpieza facial?

aprender cómo funciona la limpieza facial

El funcionamiento de la limpieza facial profesional consiste primero en una evaluación del tipo de piel para escoger el tratamiento indicado. Es necesario identificar el tipo de piel (grasa, normal, mixta o sensible) porque cada tipo necesita un cuidado diferente. La primera limpieza se trata de un lavado de la piel para eliminar la suciedad superficial.

Luego, se realiza una exfoliación para que las impurezas más profundas puedan ser removidas. Muchos centros de estética utilizan vapor de ozono para abrir los poros y sacar toda la suciedad a mayor profundidad sin dañar la piel. Después, se cierran los poros, se cauterizan y se descongestiona la piel. De ese modo la inflamación baja.

El siguiente paso es una serie de masajes en el cutis que ayudarán a relajarlo y volverlo más terso. Lo último que generalmente se hace es aplicar productos que brinden nutrición al rostro.  Por lo general son mascarillas que según el tipo de piel, atienden necesidades distintas.

La limpieza facial profesional, por lo general, debe hacerse como mínimo una vez al año. Las pieles normales necesitan una limpieza de ese tipo cada cuatro meses. Por otra parte, aquellas pieles secas o más maduras necesitan una limpieza cada ocho semanas aproximadamente.

¿De qué manera se ensucia la piel?

El cuerpo tiene muchas glándulas, entre ellas se encuentran las sebáceas que producen sebo. Las mismas sueltan una sustancia grasosa que se instala en la superficie de la piel por medio de los orificios creados por los folículos pilosebáceos. Con la acumulación de sebo se producen células muertas y bacterias que van obstruyendo los orificios.

A partir de ahí, nacen las espinillas y los puntos negros que dan un aspecto poco atractivo a la piel. Es por ese motivo que es importante limpiar el rostro a diario y realizar una limpieza más profunda y profesional en un tiempo considerable. Es recomendable lavarse el rostro dos veces al día, tonificarlo, hidratarlo y usar protección solar.

Quizás tengas interés en leer algunas entradas en nuestro sitio web que son un poco similares a cómo funciona la limpieza facial:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *