cómo funciona el maridaje

¿Cómo funciona el maridaje?

Si eres amante de la gastronomía y del vino agradecerás conocer acerca de cómo funciona el maridaje. Antes de continuar hay que aclarar que el maridaje no es lo mismo que la cata; catar un vino es un preparar los sentidos para su degustación. La cata se enfoca solamente en el vino.

¿Qué es el maridaje?

cómo funciona el maridaje comida

En la gastronomía al combinar una bebida con una comida determinada se puede lograr una combinación perfecta entre la mezcla de sabores y texturas. Este acto se llama maridaje, quien sabe de él sabe qué tipo de vino va con un determinado tipo de pescado. El maridaje más común es el de las comidas con vinos pero en realidad, se puede incluir cualquier tipo de bebida. Los profesionales logran que la combinación sea natural para reforzar los sabores.

El tipo de alimento, su forma de preparación y el gusto de las personas son factores que intervienen en la elección de la bebida. El que sabe cómo funciona el maridaje entiende de sabores y aromas entre diversas comidas y bebidas.

¿Cómo funciona el maridaje?

Lo primero que se debe saber del maridaje es que todos los elementos conforman parte de la experiencia. Por lo que se debe comenzar con platos y bebidas de una misma intensidad e ir aumentándola. Debido a que si se empieza con un vino fuerte y prosigue con uno suave, el primero perjudica el sabor del otro.

De igual manera debe haber una semejanza en el peso de la bebida y el plato. Es decir, el peso de un plato lo conforma la cantidad de grasa, intensidad de sabores, facilidad al digerir, etc. Por otro lado, el del vino se calcula por su cuerpo, intensidad, alcohol, tipo de uvas, maduración, entre otros. A partir de allí, se busca el equilibrio entre ambos.

La combinación se puede basar en el contraste (platos y vinos con sensaciones opuestas). O por asociación (complementando el color, temperatura, textura, sabores de las bebidas con los platos). La selección del vino también depende de la complejidad del plato.

Combinaciones recomendadas

Si quiere comenzar a hacer maridajes te damos varias ideas para que comiences. Los vinos generosos o fortificados (aquellos que tienen una graduación de alcohol entre los 15 y 23º) son buena combinación para los encurtidos y frutos secos. Para los quesos tiernos y grasos, vinos blancos; para los quesos azules tintos afrutados sin barrica (con cuerpo o ligeros); quesos curados, tintos maduros procesados por barrica.

Las ensaladas por ser ligeras necesitan un vino que le haga armonía como el rosado o el blanco seco sin sabor dulce. Las carnes rojas se combinan muy bien con vinos curtidos y maduros (los vinos maduros son los que han pasado por una larga crianza). Por otro lado, las carnes blancas con vinos blancos secos (no son dulce) e igualmente para las carnes frías.

Los arroces van bien con vinos ligeros y secos con aromas frutales o tintos ligeros de poco grado. Los vinos blancos ya sean dulces o no, se combinan con los mariscos. Los dulces también tienen su bebida: vino dulce o vinos potentes con cuerpo.

Por otro lado, si provoca una cerveza, estas son buen acompañante de platos agridulces, picantes o amargos. El ron y el whisky también son bebidas para el maridaje.

Ahora que sabes cómo funciona el maridaje sabes que eligiendo la bebida y el plato corrector puedes vivir una experiencia gastronómica única.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *