¿Cómo funciona un martillo mecánico? 🔨

funcionamiento del martillo mecánico
El martillo mecánico es una maquinaria de construcción utilizada para demoler suelos y pavimentos.

En la construcción de las diferentes infraestructuras que nos rodean, participan una serie de herramientas y maquinarias tanto pesadas como ligeras. Estas últimas se caracterizan por equipos especializados de pequeñas dimensiones y mayor facilidad de manejo. Entre estas máquinas de peso ligero encontramos el que te presentamos a continuación, donde hablaremos de cómo funciona un martillo mecánico, uno de los principales equipos utilizados para las demoliciones de suelos y pavimentos.

¿Qué es un martillo mecánico?

El martillo mecánico es una herramienta de construcción utilizada para demoler pavimentos y realizar agujeros en el suelo de grandes dimensiones. También llamada patilladora o martillo rompepavimentos, se caracteriza por ser un equipo relativamente ligero y fácil de usar en comparación con las otras máquinas de construcción. No obstante, esta herramienta siempre debe ser manipulada por profesionales en el área.

Tipos de martillos mecánicos

En función de mecanismo de acción, los martillos mecánicos se clasifican en:

Martillos neumáticos

El funcionamiento de los martillos neumáticos se basa en mecanismos de aire comprimido. Son una especie de taladro percutor portátil, cuya fuente de poder es un compresor independiente y adecuado a la herramienta. Este equipo pierde facilidad de manejo y versatilidad si se utiliza sobre superficies verticales. Además, su peso hace que sea casi imposible mantenerlo en posición horizontal. Son ampliamente usados en la ingeniería civil para la demolición y construcción.

Martillos hidráulicos

Son semejantes en diseño y confección a los martillos neumáticos. No obstante, estos suelen ser más grandes en proporción y tener una forma de funcionamiento distinta. Estas herramientas se accionan a través del fluido hidráulico que circula a presiones altas, de allí deriva su nombre. Pueden utilizarse con mayor facilidad en paredes verticales y proporcionan un margen de seguridad mayor que los anteriores. Utilizados para la construcción y la demolición.

Martillos eléctricos

Este tipo de martillos mecánicos son mucho más pequeño en tamaño que los neumáticos e hidráulicos. Esto hace que sean mucho más fáciles de transportar, haciéndolos prácticamente portátiles. Su utilidad principal es la albañilería, ya que pueden tirar paredes, abrir canaletas para instalar caños o cableados y levantar de manera sencilla cerámicas en mal estado. por lo que tienen una utilidad mucho más doméstica.

trabajador con martillo mecánico

Riesgos sobre la salud

A pesar de que esta herramienta es esencial en la demolición y ampliamente utilizada en el área de la construcción, su utilidad prolongada tiene ciertos efectos para la salud. El principal riesgo está asociado al gran ruido que ocasionan, pudiendo provocar tinnitus o incluso la pérdida auditiva. Para ello se recomienda utilizar orejeras antiruido de seguridad. Otro riesgo que corren sus empleadores es a sufrir de fallos circulatorios en manos y hombros por las continuas vibraciones si se someten a un largo tiempo de uso.

En conclusión, conocer cómo funciona un martillo mecánico como maquinaria ligera de construcción es de gran utilidad. Sus diferentes tipos permiten realizar trabajos más especializados, pero siempre con el mismo objetivo: la demolición de paredes y pavimentos. No obstante, se tienen que tener presente sus efectos negativos para la salud si se emplea por mucho tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *