funcionamiento del matrimonio eclesiástico

¿Cómo funciona el matrimonio eclesiástico?

Todos hemos oído sobre la importancia del matrimonio. También, hemos sido enseñados a que este es un objetivo a cumplir dentro de nuestras sociedades. Por ello, muchos creemos saber lo suficiente sobre el tema. Si de verdad deseas hurgar más al respecto, te invitamos a seguir leyendo para que aprendas cómo funciona el matrimonio eclesiástico.

¿Qué es el matrimonio eclesiástico?

datos del matrimonio eclesiástico

Superando los diversos tipos de uniones instituidos por la humanidad, es el matrimonio eclesiástico, un caso particular elevado a la dignidad de sacramento. Esto, según Cristo Jesús, para los bautizados en su fe.

Por lo tanto, el matrimonio eclesiástico es una alianza cuya duración es igual al de la vida de los cónyuges. La Iglesia Católica lo asume como creación de Dios para el bien de los cónyuges, la procreación y educación de la prole.

Curiosamente, en los países occidentales el matrimonio eclesiástico es un acto que es tomado muy en serio y bastante planificado hasta su feliz término. Sin embargo, en el Derecho Canónico no se recoge ni refiere al “amor”, como un elemento esencial.

¿Cómo funciona el matrimonio eclesiástico?

Seguidamente y habiendo aclarado lo que es el matrimonio eclesiástico, veamos quienes sí pueden constituirlo. Todo esto claro, según las pautas de la Iglesia Católica Apostólica y Romana.

Básicamente, los potenciales cónyuges tienen ineluctablemente que ser bautizados y confirmados por la Iglesia. Sin embargo, la pauta primordial es la de ser individuos de sexos opuestos. Después de todo, según la fe solo una mujer y un hombre pueden concurrir en el matrimonio eclesiástico.

Tales reglas han suscitado las protestas de diversos grupos y comunidades, como la LGBT, que ven en esas normas un modo de exclusión y prejuicio. No obstante, dada la naturaleza y estructura conservadora y burocrática de la Iglesia, estos reclamos han sido desoídos.

¿Cuáles son los elementos del matrimonio eclesiástico?

Tenazmente, la Iglesia Católica exige que se cumplan con ciertos elementos básicos para la realización del evento. A estos ella los denota como: de materia y forma, de ministro, de sujeto y de finalidad y efectos.

Claramente, la materia está referida a las palabras de consentimiento durante el matrimonio, las cuales se consideran materia del sacramento. Así, la forma es la aceptación del intercambio que involucra. El elemento del ministro es debatido según el rito. Por ejemplo, en Occidente se considera que los ministros son los propios cónyuges.

Entonces los sujetos solo serán los hombres y mujeres bautizados con comunión y confirmación, sin límites de edad y salud, lo cual permitirá los fines del bien común, procreación y formación de los hijos. Amparados por el efecto del vínculo divino y el perfeccionamiento del amor y unidad de los esposos.

¿Qué papel juega el matrimonio eclesiástico en la actualidad?

Cada vez más la decisión del matrimonio dentro de muestras sociedades es un asunto postergado y subalterno. Ahora se encuentra por debajo de otras prioridades como la profesión o los estudios, entre muchas otras cosas.

Los nuevos códigos hacen ver al matrimonio eclesiástico como un anacronismo. No obstante, siempre existirán personas con valores conservadores que perpetuarán tal institución.

Si estos datos con referencia a cómo funciona el matrimonio eclesiástico te agradaron, es posible que también pueda interesarte en conocer sobre:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *