cómo funciona el matrimonio igualitario

¿Cómo funciona el matrimonio igualitario?

En las sociedades modernas se han aceptado distintas prácticas que antes eran inconcebibles. Cada día las personas pierden el miedo a mostrarse cómo realmente son y, junto con estas expresiones, sus preferencias sexuales. Las parejas homosexuales merecen los mismos derechos que las heterosexuales. ¡Conoce aquí cómo funciona el matrimonio igualitario!

¿Qué es el matrimonio igualitario?

Consiste en la unión legal entre personas del mismo sexo. Se ha establecido a lo largo de los años, que el matrimonio es la base de la familia. El deseo de formar una familia y tener hijos propios o adoptados también se manifiesta en las parejas del mismo sexo.

Las preferencias sexuales no determinan las prácticas, lo determinan la personalidad y concepciones de vida de cada persona; sin importar el sexo por el cual se sientan atraídos. En la primera década del siglo XXI se aceptó socialmente el matrimonio igualitario. 

 ¿Cómo funciona el matrimonio igualitario?

cómo funciona el matrimonio igualitario

Las parejas del mismo sexo debieran tener los mismos derechos que las parejas heterosexuales. Debe recalcarse que el matrimonio igualitario no es legal ni aceptado en todo el mundo.  Solo 26 países aprueban esta unión. Entre ellos se encuentran: Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, Colombia, Dinamarca, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Irlanda, Islandia, Luxemburgo, Malta, Méxivo, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Portugal, Reino Unido, Sudáfrica, Suecia y Uruguay.

Por otra parte, es importante tener en cuenta que, la diversidad es la base de la vida. Todos pensamos, actuamos y deseamos cosas diferentes.

La homosexualidad se remonta a los inicios de la humanidad. Incluso, algunas especies de animales realizan prácticas homosexuales.

De igual forma, La cantidad de países que aceptan el matrimonio igualitario es bastante vaga, considerando la suma de naciones que existen en el mundo entero. Sin embargo, puede considerarse como un avance de aceptación, tolerancia y respeto por el que piensa diferente.

Además del matrimonio, existen las parejas de hecho o uniones civiles. Las cuales encierran características legales parecidas al matrimonio. Es preferencia de cada pareja elegir la unión que se adapte mejor a sus necesidades.

Conocer cómo funciona el matrimonio igualitario es fundamental para la aceptación de lo que es diferente.

Algunos consejos para aceptar el matrimonio igualitario

matrimonio igualitario

No se puede alegar que solo un hombre y una mujer pueden estar unidos en matrimonio. Es esencial dejar cualquier religión de lado. Las mismas son excesivamente limitantes y juzgan esta clase de unión.

Aunque naturalmente la proliferación de la especie nazca mediante la práctica sexual entre un hombre y una mujer, existen diferentes métodos en que las parejas homosexuales pueden concebir un hijo. Mediante la donación de semen, inseminación artificial, madres de alquiler y adopción.

Por otra parte, no todas las personas desean tener hijos (ya sean homosexuales o heterosexuales) así que no debe considerarse un factor limitante para esta clase de uniones.

Existen parejas heterosexuales que conciben hijos que no pueden mantener, y de los cuales son completamente irresponsables y desentendidos. Por lo tanto, no se puede sostener que las parejas heterosexuales son las únicas o ideales para la crianza de los hijos.

La crianza de uno o varios hijos no debe ser determinada por el sexo de los padres. Sino por su madurez mental, profesional o económica. La sobrepoblación también es un problema que se presenta en la sociedad actual, fruto de las débiles políticas con respecto a la práctica de relaciones sexuales irresponsables, lo que produce una natalidad descontrolada. Alterando a su vez, la demografía de cualquier país.

El matrimonio igualitario debe ser aceptado, pues fomenta los valores de igualdad, comprensión y entendimiento por quien piensa diferente. Si fue de tu agrado este post sobre cómo funciona el matrimonio igualitario, ¡te invitamos a leer!:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *