cómo funciona el matrimonio musulmán

Cómo funciona el matrimonio musulmán

El matrimonio es reconocido a nivel mundial como una institución, independientemente del país, religión o cultura de las personas que lo conformen. Está presente, de una u otra manera, en casi todas las culturas de la humanidad desde hace milenios. Las personas que se unen en matrimonio son cónyuges. Conoce aquí cómo funciona el matrimonio musulman. 

Matrimonio musulmán sin la novia

Este estado civil implica deberes y derechos no solo entre la pareja como entre sus familias, y el matrimonio musulmán no es la excepción. La forma en que es percibido, concebido y ejecutado el matrimonio depende de muchas variables.

En el cristianismo, religión con más fieles en todo el mundo, se realiza por voluntad propia e involucra la ceremonia religiosa y civil, dentro de la cual se contempla el divorcio. Por su parte, la unión conyugal de acuerdo al islam es diferente en varios aspectos. En esta religión la unión se hace oficial por acuerdo del hombre y el tutor legal de la mujer.

Lo que se espera de una boda es que una a un hombre y una mujer en nombre del amor que se tienen. Sin embargo, la visión romántica de la unión entre dos personas no aplica para el matrimonio musulmán, conocido como Nikah.

Aunque pueden existir afortunadas excepciones, este acto es un acuerdo entre el hombre que toma a la mujer como esposa y su tutor legal, generalmente su padre. Al momento de la firma del contrato, suele estar presente la novia, a pesar de que su participación no es obligatoria.

Cómo funciona el matrimonio musulman: La firma de un contrato

Es así como es percibido el Nikah, como una especie de negocio entre dos familias. Las condiciones de la unión, los deberes y derechos son establecidos en el contrato de matrimonio. Estas son contempladas por el Corán, pero también acordadas entre el cónyuge y el tutor de la novia.

Es tradición que el novio ofrezca una parte de su riqueza como dote a la familia de la esposa. El matrimonio musulmán puede ser entre un hombre practicante del islam y una mujer de otra religión monoteísta, nunca al contrario.

La monogamia está fuera de cuestión

En el Corán están especificados los deberes y derechos del hombre para con su esposa y viceversa. Entre ellos destaca que el marido se compromete a garantizar el bienestar de la mujer y a proveerla de todo lo que necesite, siendo que esta no tiene permitido trabajar. El hecho más controversial del matrimonio musulmán es que el hombre tiene permitido desposar hasta tres mujeres y, adicionalmente, tener relaciones sexuales con las esclavas que posea.

Todo compromiso conyugal, independientemente de la religión, tiene implicaciones legales, sociales y espirituales que cambian la vida de la pareja. El islamismo se caracteriza por preservar sus costumbres y apegarse a las escrituras, viendo cualquier intento por flexibilizar sus leyes como una ofensa a Dios.

Aunque la tolerancia pasa por respetar las costumbres de todas las sociedades, no cabe dudas de que el matrimonio musulmán continúa teniendo principios profundamente machistas que no son bien vistos por la cultura occidental.

También puedes leer post igual de interesantes a cómo funciona el matrimonio musulman:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *