¿Cómo funciona el Mercado Financiero?

En este mundo globalizado siempre ha existido el Mercado Financiero, que no es otra cosa que ese lugar donde se llevan a cabo las transacciones comerciales y financieras de las grandes corporaciones en torno a estándares económicos.

El mercado financiero suena como algo complicado, pero no es así, resulta que cualquier persona que sea capaz de entender su comportamiento puede participar activamente en él y por ende operar de tal manera que pueda generar importantes ingresos.

Que es el Mercado Financiero

Decimos que un Mercado Financiero es un lugar donde tienen lugar los diferentes intercambios y movimientos de activos financieros que son a su vez desarrollados por agentes económicos que se mueven en ese ámbito.

La misión básica de este mercado así como de las personas que en el interactúan, es la de servir de intermediarios entre aquellos que ahorran y los que de algún modo requieren algún tipo de financiamiento, es decir, compran y venden, respectivamente.

Cómo funciona el Mercado Financiero

Para entender mejor la cosa, es importante destacar que cualquier persona puede desempeñar la función de inversor en un mercado financiero, desde el que ahorra hasta el que invierte y compra acciones.

Sin embargo, lo más importante es que todos forman parte del mercado financiero, solo que su nivel de influencia dependerá de la cantidad de dinero que maneje o del capital con que cuente en su momento.

Es importante al mismo tiempo saber que los mercados financieros se presentan como un mecanismo pensado para canalizar el ahorro de las familias y empresas hacia la inversión.

Y esto se hace de forma que alguien con capacidad de ahorro disponga de una alta remuneración por el préstamo de dinero, y las organizaciones pueden contar con ese capital para afrontar inversiones.

Y es que el funcionamiento de los mercados financieros está marcado por la ley de la oferta y la demanda, es decir, que cuando alguien desea comprar algo a un precio concreto, sólo podrá adquirirlo a ese importe si hay alguien dispuesto a vendérselo a ese precio.

Particularidades del Mercado Financiero

Dentro del mercado financiero, para ser calificado como tal, debe aglutinar una serie de características:

Amplitud: Esta hace referencia a los títulos que se negocian en el mercado financiero en un instante determinado, y tendrá mayor amplitud dicho mercado cuando más numeroso sea el número de títulos que se gestionen.

Flexibilidad: Aquí se trata de la facilidad que tendrán los agentes para actuar cuando aparezca el deseo de compra o venta.

Profundidad: Este consiste en disponer de una serie de instrumentos financieros para hacer frente a una serie de situaciones que pueden suceder en el mercado financiero.

Transparencia: Es la facilidad de conseguir información sobre el mercado.

Libertad: Esta marcado por la ausencia de obstáculos para la compra y venta.

Tipos de Mercado Financiero

Son diversas las clases de mercados financieros, según su forma de clasificación:

Mercados financieros según la forma de funcionamiento:

  • Mercados directos: los demandantes y ofertantes contactan entre ellos para ejecutar las transacciones.
  • Mercados intermediarios: existen algún intermediario financiero o brókeres.

Mercados financieros en función de las características de los activos financieros:

  • Mercados de capitales: se negocian activos financieros a largo plazo
  • Mercados monetarios: negociación de activos financieros a corto plazo.

Mercados financieros según la fase de negociación:

  • Mercados primarios: donde se emiten los activos financieros.
  • Mercados secundarios: estos activos financieros que se negocian ya han sido emitidos con anterioridad.

Mercados financieros en función del grado de regulación:

  • Mercados libres: cuando existe libertad entre la oferta y la demanda.
  • Mercados regulados: hay un control a través de distintos mecanismos. Es lo que ocurre en ocasiones cuando pretende evitarse que los precios se disparen.

Mercados financieros en función del plazo de las operaciones:

  • Al contado: en el instante en que se ejecuta la operación se lleva a cabo el pago.
  • A plazo: pese a que se desarrolla la operación, el pago se aplaza para más adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *