cómo funcionan las moáis

¿Cómo funcionan las moáis?

En Chile en la Región de Valparaíso más específicamente en la Isla de Pascua se encuentran unas estatuas muy particulares. De hecho, es el único lugar donde se han encontrado estas estatuas monolíticas o moáis. Por lo tanto, en este artículo vamos a explicar cómo funcionan las moáis.

Los moáis

La palabra moái viene del rapanui que significa escultura. Se cree que el origen de estas estatuas se remonta entre el año 700 d.C y el 1600 d.C. Los mismos se esculpieron en rocas toba que son derivados del cono del volcán Rano Raraku, en esta zona están ubicados más de 400 moáis. Sin embargo, no todos están terminados, se han encontrado huellas de que la cantera fue abandonada de forma repentina, ya que muchas esculturas quedaron a medias.

Los Rapa Nui levantaron estos gigantes de piedra como representantes de sus ancestros, antepasados y gobernantes principales. Por tal motivo, los clanes más desarrollados mandaban a fabricar un moái con el fin de homenajear al personaje muerto. Luego de unos meses cuando la estatua era terminada era trasladada hasta el altar de roca o ahu donde era establecida la moái.

¿Cómo funcionan las moáis?

cómo funcionan las moáis enterradas

Los primeros moáis de la Isla de Pascua se hicieron de traquita, escoria roja y basalto, pero cuando descubrieron la existencia del volcán Maunga Eo cambiaron de material. Ellos consideraron que la piedra toba lapilli era la ideal por ser un tipo de ceniza compacta más fácil de esculpir. Este material se daba en el lado más alto del cráter es más muchos talladores inclusive llegaron al interior del mismo.

Cabe mencionar que en la ladera del volcán todavía permanecen más de 40 estatuas situadas con vista hacia la laguna. Para tallar estas estatuas los maestros demoraban hasta dos años para culminar un moái de gran tamaño. Para terminar la estatua despegaban el moái de la roca madre mediante el uso del cincel. Así es cómo funcionan las moáis.

Después procedían a bajar por ladera usando cuerdas y troncos de madera para deslizar el moái hasta la base del cerro. Allí se colocaban en un hueco previamente excavado de modo tal que a estatua no se cayera. Por último, era que tallaban la espalda quedando la figura en posición de “caminar” según ellos hacia su rumbo final

Por otro lado, lo que no se conoce a ciencia cierta es porque esculpían las estatuas en la parte más alta y complicada del volcán. En vez de pensar en extraer el pedazo de piedra y trasladarlo a un lugar donde el trabajo fuera menos complicado.

El misterio de los moáis enterrados

En el año 2012 se hallaron en la Isla de Pascua algunos moáis enterrados casi en su totalidad en el volcán Rano Raraku (cantera). En este lugar se tallaron casi todos las moáis de las mil que se conocen. El hallazgo lo hizo Van Tilburg y su equipo de arqueólogos. Por ello, es que el mundo conoce cómo funcionan las moáis.

Estos excavaron con la idea de descubrir no solo qué había debajo de ellos sino para conocer si se enterraron intencionalmente o por causas de la naturaleza. La conclusión a la que llegaron fue que en el mismo lugar en el que están enterrados fueron levantados y además puestos encima de pedestales de roca. Sin embargo, con el transcurrir de los años, los elementos naturales y la acción del tiempo los taparon por completo.

Es interesante conocer cómo funcionan las moáis, las costumbres de culturas antiguas no dejarán de ser un misterio y además siempre avivará nuestra curiosidad por saber más.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *