cómo funciona la motivación extrínseca

¿Cómo funciona la motivación extrínseca?

En la vida las personas actuamos movidos por muchas razones. Las recompensas externas muchas veces son un reforzador necesario que motiva y nos incentiva a seguir esforzándonos dentro de cualquier ambiente. Por este motivo, a continuación te contamos cómo funciona la motivación extrínseca y los principios básicos de este tipo de motivación.

¿Qué es la motivación extrínseca?

Desde los tiempos remotos este tipo de motivación ha sido estudiada. Muchas de las personas actúan movidos por factores externos que lo llevan a trabajar más de 20 horas diarias, hacer largas jornadas de ejercicios físicos, estudiar más de una semana para presentar un quiz en la universidad, entre otros. Los factores externos muchas veces nos llevan a ser la mejor y la peor versión de nosotros.

La motivación extrínseca es un tipo de motivación que se genera en el ser humano (y algunos animales) cuando recibe algún tipo de bonificación o recompensa externa. Este tipo de motivación es fundamental dentro de la infancia para el fortalecimiento del “yo”. Una forma de conocer cómo funciona la motivación extrínseca es que una persona que actúa por esta busca obtener gratificación fuera del sí mismo, sin que esto signifique algo de interés personal.

¿Cómo funciona la motivación extrínseca?

El mecanismo de acción de la motivación extrínseca radica principalmente en la gratificación externa. La persona puede ejercer ciertas acciones y esperar recibir alguna recompensa por ello, sin que esto genere un impacto en su motivación intrínseca. Los motivos externos son aquellos en los que la persona carece de control.

Este tipo de motivación no es en sí misma un agente negativo, pues muchas veces necesitamos esa “palmadita en la espalda” que nos haga sentir que nuestro trabajo es reconocido. La motivación extrínseca se considera como un agente primordial (después de la motivación intrínseca) dentro de la motivación total de una persona.

Aspectos positivos de la motivación extrínseca

qué hace la motivación extrínseca

La motivación extrínseca es un factor positivo cuando la persona actúa para recibir algún tipo de recompensa tangible. Por ejemplo, una bonificación en su salario, un ascenso, adelgazar unos kilos, conseguir masa muscular.

Este tipo de motivación va a hacer que la persona realice ciertas actividades que, si bien no le simpatizan, le acercará a obtener resultados factibles en su vida, que en mediano o largo plazo pueden convertirse en una motivación intrínseca.

Aspectos negativos

La motivación extrínseca es considerada como algo negativo cuando una persona opta por este estilo de vida, donde la motivación o la satisfacción personal pasa a ser desplazada a un segundo plano. Es, sin lugar a dudas, algo que puede afectar en la autoestima, la seguridad e incluso, en las relaciones interpersonales.

En este sentido, un aspecto de cómo funciona la motivación extrínseca es que dado que no corresponde a deseos personales, muchas veces puede llevar a la persona a hacer acciones contraproducentes.

Equilibrio entre motivación extrínseca e intrínseca

Mantener un correcto equilibrio entre ambos tipos de motivación es necesario para llevar una vida plena, donde la persona pueda corresponder sus motivos internos con la gratificación y recompensa externa. Por este motivo, te acabamos de contar cómo funciona la motivación extrínseca. Para obtener más conocimientos visita:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *