cómo se producen las muertes violentas

¿Cómo funcionan las muertes violentas?

Cada día ocurren gran cantidad de accidentes, homicidios y suicidios. Muchas muertes no pueden ser evitadas dado a su carácter complejo, aunque existan diversos mecanismos sociales, políticos y policiales . Por esta razón, te invitamos a que leas cómo funcionan las muertes violentas.

¿Qué son las muertes violentas?

Las muertes violentas son todas aquellas defunciones que suceden a través de un suicidio, algún homicidio o accidente. Generalmente, siempre una o varias personas son las responsables de esa muerte.

Las muertes violentas tienden a tener demasiadas variaciones entre ellas. Así como causas completamente diferentes y atípicas; como métodos, mecanismos y modus operandi completamente distintos. Por esta razón, las investigaciones de muertes violentas suelen ser realmente complicadas. Muchas veces, las investigaciones llevan años, y en otras, el caso debe cerrarse sin ser resuelto, debido a su gran complejidad.

¿Cómo funcionan las muertes violentas?

investigación de un homicidio

Describiremos de manera general cómo puede darse una muerte violenta según sus tres tipos: por suicidio, homicidio, y accidentes.

  • Suicidio: en este caso, es la misma persona quién decide quitarse la vida. Para ello, puede utilizar diversos medios. Como el envenenamiento, ahorcamiento, sumersión, sobredosis, utilizar un arma de fuego, cortarse las venas, entre otros.

Cuando se comete un suicidio, generalmente la persona deja una nota explicando el por qué lo hizo. Sin embargo, los investigadores y el médico forense siempre deben  cerciorarse de que realmente fue un suicidio y no un homicidio disfrazado.

  • Homicidio: los homicidios suelen tener causas innumerables y, además, ser realizados por uno o varios sujetos. En este tipo de muerte se le es arrebatada la vida a la persona. Puede ser mediante tortura, arma blanca, arma negra, atropellamiento, fuego, ahogamiento, entre otros.
  • Accidentes: en los accidentes puede estar involucrado solo la misma víctima, u otros sujetos. Como por ejemplo un accidente de tránsito en que se ven implicadas varias personas. De igual manera la muerte suele ser bastante terrible y difícil de asimilar para los seres queridos.

Investigación de una muerte violenta

se debe investigar minuciosamente

Cuando suceden este tipo de muertes, es el deber de los cuerpos policiales el realizar investigaciones profundas que den con las personas responsables de estas defunciones. Por lo general, son muertes que pueden ser evitadas, por lo tanto, es completamente imprescindible hacer justicia y aplicar la pena correspondiente al o a los responsables de esta pérdida.

El derecho a la vida es el derecho humano más importante que existe, por lo tanto, el quebrantamiento del mismo debe ser severamente castigado. En la presencia de una muerte violenta se deben realizar todas las acciones pertinentes que permitan entender por completo el suceso, con la finalidad de castigar al culpable.

Cuando se trata de un homicidio es bastante complejo, pues se debe evaluar minuciosamente la escena del crimen, el cuerpo, e incluso, la vida de la víctima. Sin los elementos mencionados anteriormente, es imposible avanzar en la investigación.

Sin embargo, cuando se trata de accidentes la pena es muchísimo menor e incluso inexistente pues no existe premeditación alguna y la persona no ha tenido intención de dañar a nadie. Sencillamente se trata de una situación que llevó a otra, lo que condujo a la muerte de uno o varios sujetos. Si te gustó este post sobre cómo funcionan las muertes violentas, te invitamos a leer los siguientes artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *