funcionamiento de la multiplicación vegetativa

¿Cómo funciona la multiplicación vegetativa?

Es un mecanismo de reproducción natural alternativo a la reproducción sexual que ha surgido evolutivamente en organismos unicelulares y plantas. Es la panacea del mundo porque permite clonar plantas de valor comercial y así conservar características de interés. Por esto, te invitamos a conocer qué es y cómo funciona la multiplicación vegetativa.

¿Qué es la multiplicación vegetativa?

Para entrar a esta materia es necesario definir qué es la multiplicación vegetativa. Así, podemos indicar que, es la capacidad que tienen animales unicelulares y algunas plantas de dar origen a un nuevo organismo asexualmente. También, se denomina reproducción vegetativa o asexual, porque no requiere de la unión de gametos femeninos y masculinos.

La reproducción asexual no excluye la reproducción sexual. Es un proceso natural de generación de nuevos individuos que está presente en las distintas formas de vida que existen en el planeta. Este fenómeno ocurre en animales unicelulares como bacterias y levaduras, en hongos y en muchas plantas. Más recientemente, ha sido llamada clonación natural o reproducción clonal.

Los mecanismos la multiplicación vegetativa han sido y siguen siendo objeto de estudio. Hoy día, existen distintos protocolos y técnicas diseñadas por los humanos para obtener nuevos individuos sin reproducción sexual. Esto con la finalidad de lograr conservar características de interés presentes en el individuo parental.

Ha sido posible conocer todo ello debido a los estudios que se han realizado a su alrededor. Para conocer el área encargada de ello, es necesario comprender cómo funciona la ciencia botánica.

¿Cómo funciona la multiplicación vegetativa?

detalles de la multiplicación vegetativa

Con los detalles claros sobre lo qué es la multiplicación vegetativa, podemos comenzar a hablar de cómo funciona. Así como lo dijimos con anterioridad, ocurre en animales unicelulares y en algunas plantas y hay un único individuo parental. Se caracteriza porque los nuevos individuos que se generan son idénticos al parental, es decir, tiene la misma carga genética.

Naturalmente, las plantas poseen estructuras que pueden generar nuevos individuos vegetativamente. Entre ellas están: las esporas, los bulbos, las raíces adventicias, los tubérculos y los estolones. Cada una puede generar un nuevo individuo por división mitótica de sus células. Por lo tanto, se conserva la carga genética.

Se han desarrollado métodos para la reproducción vegetativa. Entre estos, los esquejes consisten en la siembra de fragmentos de hojas o tallos en macetas. También, los injertos, que son la inserción de una parte de la planta llamada púa en otra planta sembrada llamada patrón. Además, el acodo donde los tallos sin la corteza se entierran parcialmente, sin sepáralos de la planta madre, estos desarrollan raíces y surge un nuevo brote.

Finalmente, está la técnica del cultivo de tejidos vegetales. Esta consiste en colocar una porción de tejido en un medio de crecimiento o de cultivo adecuado para que ocurra la mitosis. Luego se genere un tejido llamado cayo, que posteriormente dará origen a los nuevos individuos. Este es el método más costoso ya que requiere de laboratorios especializados.

Importancia de la multiplicación vengativa

En líneas generales, en el caso de las plantas, esta puede facilitar la obtención de muchos ejemplares en especies de interés para la humanidad. Entre estas se pueden mencionar especies alimentarias, medicinales y ornamentales que en algunos casos tienen la reproducción por semillas limitada. Además permite obtener copias de individuos con las características de interés.

Si estos datos sobre cómo funciona la multiplicación vegetativa te han sido de utilidad, es posible que también te interese leer sobre temas como:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *