¿Cómo funciona la nieve?

Todos pensamos en ella como el símbolo de la navidad, aun cuando vivamos en latitudes tropicales. Nos emociona verla caer y nos exaspera al tener que lidiar con ella. De hecho igual que los cometas; la nieve siempre vuelve. Pero su por qué solo se develará tras un interesante indagación que nos muestre cómo funciona la nieve.

¿Qué es la nieve?

La etimología del vocablo nieve deriva del latín nixnibis y de la voz griega nifás que se traducen aproximadamente como copos de nieve. De modo poco formal, la nieve es el término que recibe el agua congelada que se precipita desde las nubes. Forma, junto con el granizo, dos de las formas sólidas en que el agua cae hacia la superficie terrestre.

Desde la perspectiva meteorológica se trata del resultante de un fenómeno atmosférico. En él, el vapor de agua sufre una alta deposición a una temperatura mayor a 0°C y posteriormente se precipita sobre la tierra. Estos diminutos cristales de hielo adoptan formas geométricas del tipo fractal agrupándose en copos.

Se considera que los fractales son tipos geométricos que se repiten a diversas escalas, produciendo un efecto visual muy llamativo. Su composición está determinada por pequeñas partículas ásperas y se lo considera como un material granular.

A la caída de la nieve se la conoce como nevada. Se trata de un fenómeno frecuente en aquellas regiones que se distinguen por experimentar temperaturas muy bajas, al menos durante el invierno. Las nevadas son consideradas riesgosas cuando son abundantes, puesto que pueden dañar la infraestructura de una localidad y obstaculizar la vida cotidiana.

¿Cómo funciona la nieve?

detalles de la nieve

La precipitación de la nieve, o nevada, puede clasificarse a los efectos de su intensidad. Dicha clasificación incluye nevadas débiles, nevadas moderadas, nevadas fuertes y nevadas severas. Siempre evaluándose para su discriminación factores como el viento, la visibilidad y el rango de caída de nieve durante un periodo determinado de tiempo.

Las nevadas débiles se caracterizanpor medio centímetro de espesor por hora y una visibilidad mayor a un kilómetro. De hecho, se considera que, si la nevada es muy breve, entonces, se trata de una nevisca. Consecuentemente, si es una nevada moderada las precipitaciones alcanzan los 0.5 a 4 centímetros por hora y la visibilidad es de entre 500 y 1000 metros.

Por otra parte, las nevadas fuertes registran más de 4 centímetros de nieve por hora y la visibilidad es menor a 500 metros. Es destacable señalar que, si se perciben vientos constantes que superen los 55 km/h, entonces se las denomina como tormentas invernales.

Finalmente, durante las nevadas severas se desprenden más de 7 centímetros de nieve por hora; la visibilidad es inferior a 100 metros y los vientos sobrepasan los 70 km/h. Estas son, sin duda, las nevadas que reportan más daños a viviendas, tendido eléctrico, telecomunicaciones, accesibilidad, etc; sobre todo, en áreas distantes o apartadas.

Aspectos positivos o lúdicos de la nieve

En la actualidad, la presencia de nieve en ciertas zonas o países, es manejada como un potencial recurso turístico. Con él, es posible estimular la actividad comercial, hotelera, gastronómica y aumentar la calidad de vida de las personas que habitan tales lugares.

Otro aspecto positivo de la nieve es que esta invita a y permite la práctica de muchas actividades lúdicas y de deportes como el esquí o el snowboard. Celebrándose incluso grandes competiciones como la de los juegos olímpicos de invierno. En estos, decenas de países envían sus mejores atletas para mostrar su mejor nivel deportivo en los parajes invernales.

Si estos datos sobre cómo funciona la nieve fueron de tu agrado, también podrías leer sobre:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *