cómo se da la no directividad en psicoterapia

¿Cómo funciona la no directividad en psicoterapia?

Cuando se trata de psicoterapia, estamos hablando de un amplio campo de estudio. En el cual, nos conseguimos con diferentes modelos o enfoques para trabajar. En este sentido, con el auge de las psicoterapias de enfoque humanista, surgió la idea de la no directividad. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de una actitud no directiva en la terapia? A continuación, te explicamos cómo funciona la no directividad en psicoterapia.

La Tercera Fuerza

Anteriormente, en la psicología, existían dos grandes corrientes teóricas: La psicoanalítica y la conductista. La psicoanalítica aparece primero con Sigmund Freud, quien se convierte en un pionero de esta rama de conocimiento. Sin embargo, ante las limitaciones de su modelo y la insatisfacción de muchos analistas con sus resultados. Aparecen entonces las terapias de orientación conductistas, centradas en la conducta manifiesta del sujeto.

No obstante, las terapias conductistas también encontraron limitaciones importantes. Por tal motivo, se hace evidente la necesidad de un nuevo paradigma en el tratamiento psicológico. De este modo, surge la tercera gran corriente, conocida igualmente como Tercera Fuerza: El humanismo. Entender el humanismo es fundamental para comprender cómo funciona la no directividad en psicoterapia.

Puesto que, el humanismo, propone un énfasis en la experiencia del cliente o persona. En este sentido, el humanismo critica al psicoanálisis y al conductismo por considerarlo reduccionista. Debido a que consideraban que el ser humano no era simplemente el resultado de conflictos intrapsíquicos o aprendizajes desadaptativos. Y, establece que el humano tiene un potencial innato para crecer.

¿Cómo funciona la no directividad en psicoterapia?

funciones de la no directividad en psicoterapia

Continuando con lo anterior, este postulado del potencial humano para el desarrollo, es esencial. Dado que, bajo esta premisa del humanismo, surge la idea de la no directividad. El primer en proponerla, fue el psicólogo Carl Rogers. Quien desarrolló la terapia centrada en la persona. Rogers proponía esta idea de que el individuo tenía el potencial para actuar como agente de cambio en su vida.

Este potencial de crecimiento es esencial para entender cómo funciona la no directividad en psicoterapia. Puesto que, si el individuo lo posee, es lógico que este sea quien dirija su proceso. De forma que el terapeuta queda en el lugar de un acompañante en su proceso. Aunque, la no directividad no implica que el paciente trabaje solo en la terapia. Es más bien, permitirle desplegar su experiencia y ayudarle a encontrar una solución.

Pero, no de una manera directiva, como sucede en las terapias conductistas. Sino mediante diversas técnicas, que lo ayudan a enfocarse en aspectos no conscientes de su experiencia, los cuales pueden ser la clave para acceder a nueva información que podría esclarecer el panorama.

Terapias no directivas

Hoy día, existen muchas terapias no directivas diferentes. Todas enmarcadas dentro del enfoque humanista. La no directividad en la psicoterapia colabora a crear un ambiente terapéutico empático. Aunque, estas terapias han sido fuertemente criticadas debido a que no tiene objetivos claros.

Finalmente, esperamos haberte ayudado a conocer cómo funciona la no directividad en psicoterapia. No olvides consultar otros artículos que podrían gustarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *