funcionamiento del pasaporte europeo

¿Cómo funciona el pasaporte europeo?

La Unión Europea ha tenido un periodo muy activo de decisiones importantes durante los últimos años. La creación del euro y el Brexit, por ejemplo, han tenido los ojos del mundo sobre ellos. Lo que está claro para todos y es opinión general, es que ser ciudadano de la UE es muy provechoso. Si te interesa conocer cómo funciona el pasaporte europeo y los beneficios que este aporta, este artículo es para ti.

Una segunda ciudadanía

Tener y ser portador del pasaporte europeo te acredita con una doble ciudadanía. Según el Tratado de Maastricht quien tenga la nacionalidad de un Estado miembro es, por consiguiente, ciudadano de la Unión Europea. Sin embargo, se resalta que no es un reemplazo sino un suplemento.

Hasta no concretarse la salida de Reino Unido, entonces se habla de 28 países por los que se tiene la libertad de transitar. La manera cómo funciona el pasaporte europeo en cuanto a este tránsito y movilidad acoge a todos los países siguientes.

Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chéquia, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia; Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumanía y Suecia son en orden alfabético los países por donde podrás moverte como si no hubiera fronteras internas.

¿Cómo funciona el pasaporte europeo?

pasaporte europeo beneficios

Cada país emisor ha asumido un diseño en común para sentir que se tiene una identidad compartida. Una libreta de color rojo borgoña que en la parte superior de su parte externa dice “Unión Europea”; no obstante, es el nombre del país y su escudo los que están en la parte frontal. En él, estará toda la información, además de la identificación biométrica de quien lo posea.

Todo es más rápido para su solicitud si se es ciudadano de la Unión Europea. Bastará realizar la solicitud ante la embajada y entregar la documentación necesaria. Para mayor comodidad, pudiera solicitarse también vía online. Por lo general, consiste solo en dos fotos tamaño carnet, el comprobante de ciudadanía y el pago correspondiente.

¿Qué sucede si no eres ciudadano?

En caso de no ser ciudadano, no quiere decir que la posibilidad de solicitarlo se encuentre totalmente cerrada. Aunque parezca un proceso laborioso, no descartes hacer tus trámites y  obtén primero tu ciudadanía.

Esto es posible si tienes vínculos familiares como abuelos o padres en uno de sus países miembros. Ser cónyuge de un ciudadano de la UE también te da el derecho. Otra puerta es ser residente comprobando entre 5 y diez años de permanencia. Logrado este trámite, ya el logro de tu pasaporte europeo es casi un pase directo.

Otra interesante forma y tal vez no muy conocida, la otorgan Chipre y Malta. El término que se maneja tiene las siglas CBI y se refiere a la “Ciudadanía por Inversión”. Es decir, a quien tiene los medios para invertir, Chipre y Malta le recibe para el beneficio y crecimiento de sus economías.

Ventajas de tener la puerta a la UE

Una de las ya mencionadas es la movilidad internacional. Sin embargo, hay que destacar que no se habla dentro del territorio de sus estados miembros, sino también de otros. Por ejemplo, Estados Unidos, no pone barreras de entrada a quien tiene su pasaporte europeo. Adicionalmente, la movilidad de empleo y la residencial también se dan sin restricciones de carácter inmigratorio.

Aún hay más sobre cómo funciona el pasaporte europeo. A nivel de salud, puede solicitarse la tarjeta de seguro de salud europea teniendo derecho a tratamiento médico. En el área de los negocios, si tu segunda ciudadanía es de Chipre, ganas beneficios fiscales con impuestos corporativos a tasa muy bajas.

También podría interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *