cómo funcionan los pasivos

¿Cómo funcionan los pasivos?

La contabilidad de una empresa se fundamenta en tres términos básicos que son el patrimonio neto, el activo y el pasivo. Estos forman parte del balance general de una compañía e influyen en el resultado del ejercicio económico de la misma. En este artículo vamos a explicar cómo funcionan los pasivos.

Concepto básicos contablescómo funcionan las obligaciones

Una de las actividades más importantes incluso obligatoria para cualquier negocio es la contabilidad. Esta permite visualizar globalmente todo lo que sucede en él. Quienes desean emprender un negocio deben tener como mínimo conocimiento respecto a los términos fundamentales. De modo que se les facilite comprender la información recibida de sus asesores o contadores.

Algunos de estos términos son haber, debe, cuenta contable, año contable, partida doble, cargo, abono, activo, pasivo, entre otros. En el presente artículo vamos a describir los pasivos, los cuales representan todo que la una empresa debe a terceros ya sean naturales o jurídicos. Generalmente expresados en forma de la moneda vigente del país de residencia de la empresa.

¿Cómo funcionan los pasivos?

Básicamente los pasivos son producto de transacciones realizadas en el pasado, que conllevan a una obligación que debe cancelarse. Son muy importantes para financiar las diferentes actividades de una organización; están incluidas en el balance general de la misma. Y además una muestra de todo lo financiado, y para su liquidación es necesario que existan los activos.

A la hora de evaluar el estado financiero de una empresa es importante prestar especial atención a los pasivos. Los pasivos son indicativos de cómo se halla la salud del negocio, ya sea por la proporción de los mismos o por la razón por la que fueron adquiridos. Suele pensarse que lo ideal es prescindir de los pasivos. Sin embargo, deben evaluarse en base a las utilidades logradas como fruto del propósito para el que sirvieron de financiamiento.

Pasivos: clasificación

De acuerdo a la forma cómo funcionan los pasivos se clasifican en dos grupos. El pasivo corriente o circulante abarca operaciones por liquidar dentro del ciclo normal de la empresa o en un plazo no mayor a doce meses (corto plazo). Son pasivos corrientes las cuentas por pagar, gastos de personal, obligaciones laborales, deudas a corto plazo, intereses por pagar, entre otras.

Por otro lado, está el pasivo no corriente o fijo que engloba las obligaciones que vencen en fechas posteriores a un año, o sea a largo plazo. Incluye préstamos bancarios, hipotecarios, adquisición de inmuebles, deudas de créditos con terceros, entre otros.

Para finalizar tenemos el pasivo contingente y el diferido, este último representa los ingresos que se cobran por anticipado. Además de los servicios pagados sin disfrute como alquileres pagados por adelantado. El pasivo contingente hace referencia a las obligaciones que podrían afrontarse en el futuro como posibles demandas por daños y perjuicios.

Es importante aceptar que la manera cómo funcionan los pasivos pueden ser de gran beneficio para cualquier negocio siempre y cuando no se tomen a la ligera.

Te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *