funcionamiento de la penicilina

¿Cómo funciona la penicilina?

El hallazgo de la penicilina fue uno de los aportes más trascendentes a la medicina mundial. Generalmente, nos es presentado como ejemplo de cómo la casualidad puede colaborar en la observación e interpretación de un fenómeno. Sin embargo, existen áreas opacas en esta historia que justifican una mirada más detallada de cómo funciona la penicilina.

Antecedentes de la penicilina

Muy a pesar de que se soslaya el uso que se le dio a ciertos mohos desde la antigüedad, muchos pueblos convergieron por medio de la observación y reflexión, en reconocer las capacidades bactericidas de estos. Referencias lejanas en el tiempo como las de China, Grecia, India, Persia, Arabia y América dan testimonios de esta coincidencia terapéutica.

También, desde el siglo XVII, se inicia una larga lista de terapéuticos e investigadores que desde entonces trabajaron en la línea de los tratamientos a base de hongos para diversas patologías. Sin embargo, no sería hasta la mañana del viernes 28 de septiembre de 1928 que se daría con el descubrimiento de lo que conocemos hoy como penicilina.

¿Qué es la penicilina?

Según Alexander Fleming, después de descartar varias placas con cultivos bacterianos de Staphylococcusaureus que presentaban contaminación, se percató de un área de afectación de dicho cultivo que señalaba destrucción celular. Posteriormente, se aislaría y cultivaría el hongo contaminante, identificándose como Penicilliumnotatum por Charles Thom.

Muchos años más tarde, en 1939, se produciría la purificación de la penicilina de la mano del bioquímico Heatley, empleando importantes volúmenes de filtrado para ello. Comenzando así la disponibilidad de la penicilina en el arsenal terapéutico. Gracias a ella, finalmente existía un compuesto esterilizante que eliminara virus, hongos, bacterias y afines por igual.

¿Cómo funciona la penicilina?

información sobre la penicilina

Como ya se sabe, la bencilpenicilina o penicilina C, fue el primer antibiótico utilizado en medicina. Se atribuye su hallazgo a Alexander Fleming. De hecho, la penicilina es un medicamento antibiótico del grupo de los betalactámicos y es usado para el tratamiento de infecciones provocadas por bacterias.

Aunque la penicilina es bactericida por la acción de mecanismos desconocidos, posiblemente actúe mediante el debilitamiento de la pared celular bacteriana y favoreciendo la citólisis de las bacterias durante su intento de multiplicación. Se ha establecido también que, el conjunto de las penicilinas derivan del ácido 6-aminopenicilánico.

Solo divergiendo entre sí, según sean los reemplazos en la cadena lateral de su grupo amino, las penicilinas se clasifican en dos importantes grupos. Estos son los de las naturales y las semisintéticas. Debido al proceso de resistencia que ofrecen las bacterias se han ido desarrollando variaciones de este medicamento.

Algunos datos adicionales sobre la penicilina

La mayoría de los pacientes expuestos a la penicilina crean anticuerpos frente a este antibiótico, pero, no reportan reacciones al exponerse de nuevo a ella. Adicionalmente, las reacciones alérgicas notificadas con cualquier antibiótico lactámico solo alcanzan un 10% de los pacientes que lo reciben.

En cuanto a su interacción con otros medicamentos, es conocido que la penicilina deprime el efecto de las pastillas anticonceptivas. Asimismo, incrementa el efecto de los anticoagulantes. Finalmente, se sabe de su incompatibilidad con otros antibióticos del tipo eritromicina, clorafenicol, neomicina o la tetraciclina.

Si estos datos sobre cómo funciona la penicilina fueron de tu agrado, también podrías leer sobre:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *