características de la posesipon continua

¿Cómo funciona la posesión continua?

Los bienes inmuebles cuentan con una serie de características debido a su condición en la que no pueden ser trasladados de un lugar a otro, de esta manera para mantener la uniformidad legal se determinan una serie de criterios que se deben tomar en cuenta a la hora de realizar su compraventa, por esto queremos mostrarle cómo funciona la posesión continua.

Sobre la posesión

Para entender en mejor sentido cómo funciona la posesión continua es prudente mencionar que una posesión se refiere al poder de hecho que un propietario posee sobre un bien, y en este caso especialmente a un bien inmueble.

Esta persona puede tener entonces derechos sobre la propiedad, así como también la facultad para ejercer actos materiales que expresen sus facultades sobre el bien. De esta forma, es también importante mencionar que propiedad y posesión (términos que están vinculados entre sí) serán reguladas por el código civil.

Igualmente es necesario mencionar que la posesión puede ser originada, o derivada, siendo la primera consecuencia de una compra directa del terreno o propiedad, y la segunda puede estar derivada de una enajenación o agrávamen.

En general una posesión suele referirse a los derechos reales que mantiene un propietario referente a la tenencia de un bien inmueble, sin embargo también puede llegar a presentarla un segundo titular en caso de compraventa de dicha propiedad.

¿Qué es una posesión continua?

De esta forma y para explicar en un mejor sentido cómo funciona la posesión continua es necesario describir que esta se trata entonces de aquella pertenencia, como bien explicábamos en la sección anterior, pero de una manera sin discontinuidad.

Entonces la posesión continua tratará sobre aquella titularidad que pueda tener un poseedor, sin interrupción, y de una forma permanente. Esta figura normalmente suele aparecer después de realizar una usucapión, una vez que se termina el trámite de cambio de dueño. También se considera continua aquella posesión que por alguna razón fue despojada, puede ser producto de un agrávamen inmobiliario, pero luego pasó nuevamente a manos de su dueño original.

¿Cómo funciona una posesión continua?

En este sentido es propio describir cómo funciona una posesión continua, dado a que esta se basa en una titularidad que no ha sido impedida, debido a ningún acto legal de naturaleza civil. Asimismo la prescripción del dominio de pertenencia, como también los derechos reales, está presente la titularidad pública y pacífica.

De esta forma una posesión continua puede darse a través de dos formas: la primera es la titularidad original e ininterrumpida de la propiedad, o que por diversas razones se salda un inconveniente legal, y tras este suceso vuelve a pasar a manos del dueño de origen.

También puede ser dada por la figura de la usucapión, en donde el dueño original pierda los derechos reales de la propiedad, y esta sea cedida bajo esta forma a una nueva persona, y tras el trámite de cambio de titularidad se asigne entonces una posesión continua.

Otros tipos de posesión

cómo funciona la posesión continua

Dentro de los cánones legales pueden presentarse otros procesos de posesión que determinarán algunas otras formas de tenencia como la posesión civilísima, posesión en concepto o no  de titular, posesión mediata e inmediata, posesión en nombre propio o en nombre ajeno.

Y se pueden encontrar además algunas otras nomenclaturas después de ver cómo funciona la posesión continua, como por ejemplo posesiones justas e injustas, de buena o mala fe, o exclusiva o de coposesión.

Si le fue útil conocer cómo funciona la posesión continua, también puede mirar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *