cómo funciona la prescripción adquisitiva

¿Cómo funciona la prescripción adquisitiva?

Los bienes muebles e inmuebles que pertenecen a una persona, para poder cumplir con una titularidad y su debido registro, deben antes pasar por una serie de procedimientos administrativos que en muchas ocasiones pueden ser obligatorias, o no, de esta manera le mostraremos cómo funciona la prescripción adquisitiva.

¿Qué es la prescripción adquisitiva?

Con la finalidad de entender en mayor sentido cómo funciona la prescripción adquisitiva se debe conocer con anticipación que esta es también llamada usucapión, sin embargo en el código del derecho civil se menciona y reconoce como prescripción, a lo cual este término se adjudica a aquella forma de adquisición de un dominio de una propiedad o bien inmueble.

Este dominio lleva al nuevo dueño a poseer los derechos reales de la propiedad, y lo hace tomar entonces estos derechos a título de dueño, para luego disfrutar de una posesión continuada. En otras palabras, una usucapión sucede cuando una propiedad carece del cuidado correspondiente y raya en el abandono y negligencia por parte del dueño, por esa razón otra persona pasa a ser el dueño por prescripción adquisitiva, la cual es una figura temporal, y luego puede pasar a otros modos sin límite de tiempo.

Clases de prescripción adquisitiva

A manera de especificar entonces cómo funciona la prescripción adquisitiva es necesario tener en cuenta que esta figura administrativa y legal cuenta con varias clases según sus características de posesión, y se clasifican de la siguiente manera:

  • Usucapión ordinaria, cuenta con la exigencia de titularidad justa, y de buena fe respecto al dueño primero.
  • Usucapión extraordinaria, carece de la disponibilidad de las características anteriores, y se debe suplir por más tiempo durante el trámite.
  • Prescripción del dominio.
  • Prescripción de bienes muebles e inmuebles.

¿Cómo funciona la prescripción adquisitiva?

Con la intención de describir cómo funciona la prescripción adquisitiva, es prudente comprender que esta es una forma administrativa que se toma temporalmente, para luego pasar a otros modos fijos de pertenencia. Se lleva a cabo ante el caso de una propiedad, o bien inmueble en abandono, inactividad o negligencia por parte de su dueño de origen, por lo que legalmente se entiende como el abandono de la titularidad de este bien.

De esta manera, se procede a usar el término de prescripción adquisitiva, procedimiento en donde existirá una nueva titularidad por parte del interesado, y esta será de forma temporal, mientras se puedan concretar los trámites correspondientes para la posesión definitiva o continuada.

Esta figura crea un fundamento con respecto a la protección mediante el tráfico jurídico, a través del cual se pueda dejar por sentado reconociendo al mismo tiempo la titularidad de derecho, a quién pueda presentar los requisitos necesarios tanto social y económicamente se refiere.

Figura de buena y mala fe

clases de usucapión

Dentro de esta conceptualización se expresan los términos de prescripción de buena o mala fe, y esto se va a referir a la disposición del poseedor primero para asumir el abandono de la propiedad o no, es decir, si el poseedor cede a la tramitación se considera de buena fe, pero si no colabora en este, se obliga a una prescripción de mala fe.

A modo de conclusión después de ver cómo funciona la prescripción adquisitiva se debe tomar en cuenta que para que esta figura no se lleve a cabo se deben hacer uso correcto y constante de las propiedades para no caer en la inactividad del bien inmueble.

Sí le gustó cómo funciona la prescripción adquisitiva, también puede leer:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *