cómo son las funciones del principio de subsidiariedad

¿Cómo funciona el principio de subsidiariedad?

Las normativas jurídicas otorgan a los entes públicos una serie de potestades para intervenir sobre los ciudadanos. En el caso de que estos cometan conductas delictivas, o sí son víctimas de dichas conductas. Así, se podría pensar que el Estado es todopoderoso sobre las situaciones. Pero, cuando aprendas cómo funciona el principio de subsidiariedad, te darás cuenta de que existen varios límites que aplican.

Orígenes

El principio de subsidiariedad es una doctrina legal relativa a la competencia de las diferentes entidades que forman parte del Estado. Sus orígenes se encuentran dentro de las doctrinas postuladas dentro de la fe católica. En este sentido, la subsidiariedad es introducida en el siglo XX por parte del papa Pío XI. Y este aborda el cómo debe proceder la iglesia ante asuntos de la ciudadanía.

De esta forma, se establece que si un grupo de individuos no pueden solucionar un asunto por sí mismos. O, si las soluciones que aplican producen daños. Entonces, la iglesia puede intervenir para asegurar el bien común de todos. Pero, por el contrario, si estas personas son capaces de resolver sus asuntos por su cuenta. Entonces, se dice que la iglesia no tiene por qué intervenir en el hecho.

Para entender cómo funciona el principio de subsidiariedad, debemos conocer su premisa esencial. La cual es “primero la familia, luego el Estado”. En este caso, se habla de Estado, debido a que en el momento en que se introdujo. La iglesia gozaba de cierto poder político. E intervenía en ciertos asuntos.

¿Cómo funciona el principio de subsidiariedad?

para qué sirve el principio de subsidiariedad

Continuando con lo anterior, lo que propone el principio de subsidiariedad, es que los grupos tienen diferentes niveles de competencia. Así, cuando los ciudadanos son capaces de resolver sus propios asuntos apegados a las leyes. No existe razón alguna para que el Estado intervenga. Se dice que es incompetente dentro de esta situación.

Algo más que debemos considerar respecto a cómo funciona el principio de subsidiariedad, es la autoridad. Si existe algún problema, la autoridad competente más cercana es quien debe intervenir. Por ejemplo, en una ciudad existe un alcalde. De esta manera, se espera que sea el alcalde quien intervenga. Y no el gobernador del Estado o el presidente de la nación.

La subsidiariedad requiere de ciertos requisitos. En primer lugar, tienen que existir dos entes diferentes y con autonomía. Por otro lado, debe existir una diferencia jerárquica de poder entre estos. Es decir, uno debe ser superior al otro. De igual forma, el poder inferior debe ser anterior al poder superior.

Asimismo, el sujeto inferior debe tener competencias propias que antecedan a las del poder superior. Y este debe ser capaz de resolver sus asuntos.

Subsidiariedad débil

Se habla de subsidiariedad débil cuando alguna de las condiciones anteriores no se cumple. Sin que esto necesariamente implique incompetencia por parte de la entidad superior. O que se tenga que promover la iniciativa de grupos inferiores.

Por último, si te ha parecido interesante saber cómo funciona el principio de subsidiariedad. Te invitamos a que leas más de nuestro blog:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *