cómo funcionan las pruebas epicutáneas

¿Cómo funcionan las pruebas epicutáneas?

La mayoría de las personas que sufren de alergia no están claras en los factores que se la inducen. Sin embargo, el conocer la causa de la misma facilitaría tratar la alergia de una manera más eficaz. Se conocen varios tipos de pruebas de alergia en este artículo vamos a explicar cómo funcionan las pruebas epicutáneas.

Las alergias y las pruebas cutáneas

cómo funcionan las pruebas epicutáneas parches

Las alergias son consecuencia de una reacción que tiene el sistema inmune al entrar en contacto con una sustancia alergénica. Tal es el caso de acetona, veneno de abeja o polen, yodo, etc. En cuanto a los alimentos, podría ser cualquiera aunque normalmente no provoque reacciones de este tipo, entre ellos, mariscos, maní, huevo, leche, entre muchos otros.

Para lograr especificar de manera exacta qué cosa produce alergia en una persona existen las llamadas pruebas de piel. Hay tres formas distintas de aplicarlas:

  • Prueba del pinchazo: consiste en aplicar bajo la superficie de la piel una mínima cantidad de sustancias posibles causantes de la alergia. Casi siempre se colocan en espalda, brazo o antebrazo.
  • Intradérmica: se inyectan mínimas dosis de alérgenos en la piel, es la más usada para detectar alergia a penicilina o veneno de abejas.
  • La prueba del parche o pruebas epicutáneas: estas vamos a explicarlas más adelante.

¿Cómo funcionan las pruebas epicutáneas?

Las pruebas epicutáneas también conocidas como prueba del parche, se usan con la idea de generar una reacción alérgica (retardada) en la zona donde se aplican. Sirven para confirmar que la alergia del paciente se debe a alérgenos de aplicación indirecta o directa, es decir, dermatitis alérgica por contacto. Estas pruebas son unas bandas adhesivas que contienen varios parches empapados con una gran variedad de antígenos.

Las bandas se pegan a la piel donde deben permanecer por dos días, luego se retira y se observa, y al cuarto día se evalúa nuevamente el área. Durante la prueba la persona no puede mojar el área ni tampoco aplicar cualquier otro producto. A las 72 horas se revisa la zona nuevamente. Si observan vesículas, picor o enrojecimiento se puede concluir que la dermatitis es causada por contacto con algún o algunos materiales, metales o alimentos.

Un resultado positivo es aquel que provoca la aparición de un eczema mínimo con picor. En este caso ya identificada la o las causas de la alergia es imprescindible comenzar a evitar la(s) sustancia(s) que activan la reacción alérgica. Las alergias no tienen cura solo se previenen.

Aspectos generales de las pruebas epicutáneas o del parche

La forma cómo funcionan las pruebas epicutáneas es muy sencilla, es un parche estándar formado por una banda de aluminio cubierta con una capa de polietileno. Esta banda se conoce como batería estándar la cual normalmente está formada por 23 sustancias, que pueden estar repartidas en dos bandas de cinta adhesiva quirúrgica.

El objetivo principal de estos parches es descubrir alergias a contactantes, como el níquel; también consta de alérgenos de cosméticos, tintes y medicamentos. Las pruebas epicutáneas solo son indicadas para detectar y diagnosticar reacciones alérgicas a elementos extraños, no para diagnosticar eccemas o dermatitis.

La forma cómo funcionan las pruebas epicutáneas es muy efectiva a la hora de descubrir qué tipo de alérgenos producen alergia a una persona. Si sufres de alergia y no sabes porque, es importante que los averigües.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *