cómo funciona la psicoterapia

¿Cómo funciona la Psicoterapia?

Cuando se padece de alguna enfermedad física lo primero que se hace es acudir a un médico ¿cierto? Sin embargo, cuando se tiene una dolencia de origen emocional, cuando se percibe un vacío o simplemente necesitamos a alguien que nos escuche y nos acompañe, ¿dónde podemos ir? Pues, la respuesta está en la asistencia psicológica. Por eso, te explicaremos cómo funciona la psicoterapia.

¿Qué es la psicoterapia?

La palabra psicoterapia proviene de dos conceptos fundamentales: Psicología y terapia. La psicología es la ciencia social que estudia el comportamiento humano, sus manifestaciones y los procesos mentales. Mientras que la terapia es una forma de intervención social que busca mejorar la salud del paciente o consultante.

En síntesis podríamos definir a la psicoterapia como un tratamiento sustentado científicamente y de índole psicológica. Este busca mediante una serie de técnicas y una planificación preestablecida la modificación de la conducta de una persona. Además intenta generar cambios tanto en su salud física como psíquica para crear bienestar a nivel personal y social.

Este tratamiento, sin importar el enfoque utilizado debe tener un mínimo de ocho sesiones con una duración de 45 minutos cada una. Cabe destacar que debe ser implementado por un profesional de la salud bien sea médico o psicólogo. Además este debe contar con una formación específica en un enfoque psicoterapéutico.

¿Cómo funciona la psicoterapia?

cómo funciona la psicoterapia fases

Para entender cómo funciona la psicoterapia debes entender en qué consiste el proceso terapéutico, el cual consiste en el conjunto de fases sucesivas relacionadas con el tratamiento psicológico. Este proceso inicia desde el primer momento en que se establece un contacto entre una persona y un psicoterapeuta. En este contacto, el primero busca la ayuda del segundo para resolver una problemática que lo aqueja en su vida.

Es aquí en esta primera fase donde se busca establecer una buena relación terapéutica, de la cual dependerá el curso del tratamiento. Seguidamente se procede a la recaudación de información acerca de la problemática que aqueja al sujeto, así como la evaluación conductual. Una vez que se ha realizado dicha evaluación se elaboran las hipótesis explicativas y los objetivos sobre las cuales se establecerán las áreas de intervención.

Posteriormente, se procederá a seleccionar y aplicar las técnicas más convenientes para lograr resultados en el tratamiento a lo largo de las sesiones. Si estos resultados no son alcanzados, se debe proceder a probar con otras técnicas. De tener éxito y al evidenciar la mejora del paciente, así como el cumplimiento de los objetivos terapéuticos se valoran los resultados y se da un cierre al tratamiento, no sin antes establecer un plan de seguimiento.

Algunos enfoques psicoterapéuticos

Existen una amplia gama de enfoques psicoterapéuticos, cada uno sustentado por su propia teoría de la personalidad, un método de tratamiento particular y un conjunto de técnicas exclusivas. No obstante, procederemos a definir los más importantes o conocidos a lo largo de la historia.

  • Enfoque psicodinámico: Este enfoque tiene su origen en el psicoanálisis y se posicionó como una alternativa de tratamiento menos duradera que este. Una de sus diferencias con el psicoanálisis es el uso de la asociación guiada en vez de la asociación libre.
  • Enfoque Cognitivo – Conductual: Este enfoque se sustenta en la relación directa entre el pensamiento y la conducta, y como el segundo es una manifestación del primero. Sus principales precursores son Albert Ellis y Aaron Beck.
  • Enfoque humanista: Este enfoque se enfoca en el potencial del ser humano, más allá de verlo como un ser patológico.

Si la información sobre cómo funciona la psicoterapia te pareció interesante, tal vez podrían interesarte los siguientes artículos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *