funcionalidades de las quinolonas

¿Cómo funcionan las quinolonas?

El desarrollo de sustancias con propiedades antibióticas es de mucha importancia para la medicina. Por lo tanto, este es un campo de investigación muy amplio y activo. Entre los fármacos antibióticos que podemos hallar hoy día, tenemos las quinolonas, las cuales son sustancias con algunas cualidades particulares. Por tal motivo, en este artículo, te explicamos cómo funcionan las quinolonas.

¿En qué consisten las quinolonas?

En el mundo de los antibióticos, podemos encontrar muchas variedades. El primer antibiótico que se desarrolló fue la penicilina, proveniente de una sustancia segregada por un hongo. De esta manera, se han ido creando muchos otros tipos de antibióticos basados en sustancias naturales o derivados de estas. Sin embargo, hay otro tipo de antibióticos que son totalmente sintéticos.

Tal es el caso de las quinolonas, las cuales son sustancias químicas con acción terapéutica antimicrobiana. Estos también se engloban dentro del grupo de los antibióticos de espectro reducido, ya que solo atacan ciertos grupos bacterianos. La primera sustancia de este tipo fue el ácido nalidíxico, desarrollado en 1962. De este modo, es un antecedente importante para entender cómo funcionan las quinolonas.

Siguiendo esta línea, en 1978 se crearon otro grupo de agentes químicos antibacterianos llamados fluoroquinolonas. El primer antibiótico de este conjunto fue el norfloxacino. La razón por la que han sido tan investigados, es gracias a la facilidad con que se modifica su estructura molecular. Así, se convierten en sustancias más versátiles para trabajar, porque gozan de una mayor estabilidad.

¿Cómo funcionan las quinolonas?

en qué consisten las quinolonas

Continuando con lo anterior, en la actualidad encontramos cuatro generaciones distintas de quinolonas. Su uso suele reservarse para atacar bacterias que tienen resistencia a los antibióticos comunes. Además, gracias a su toxicidad selectiva, se limitan para tratar enfermedades bastante específicas. A diferencia de los antibióticos con amplio espectro bacteriano.

Algo importante sobre cómo funcionan las quinolonas, es que su mecanismo de acción es variado. En el caso de la primera y segunda generación, las quinolonas inhiben la ligasa del ADN girasa de la bacteria. De esta forma, se destruye la integridad topológica del ADN bacteriano. En vista de que la actividad del ADN girasa es esencial para mantenerla en las bacterias gram negativas.

Mientras tanto, la tercera y cuarta generación afectan la ligasa de la topoisomerasa IV. Por tal razón, son ideales para la eliminación de bacterias gram positivas.

Actividad farmacocinética

Las quinolonas son administradas vía oral, enseguida son absorbidas y se distribuyen muy bien en todos los tejidos. A diferencia de otros medicamentos, los alimentos no impiden que se absorba apropiadamente. No obstante, aumenta el tiempo que tarda en alcanzar su máximo grado de biodisponibilidad.

Para todos los medicamentos de quinolonas, la biodisponibilidad supera el 50%. Aunque, en algunos casos, puede llegar hasta el 95%.

Efectos secundarios

El uso de quinolonas no se recomienda antes de los 14 años de edad. Por otro lado, se ha observado cierta relación entre el uso de quinolonas y el desarrollo de neuropatías. Así como también daños en los tendones.

Finalmente, esto es todo sobre cómo funcionan las quinolonas. Si esta información te ha sido útil, quizá quieras consultar otras entradas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *