para qué sirve un rastrillo

¿Cómo funciona un rastrillo?

Los artículos de ferretería son muy variados. Podemos encontrar desde piezas específicas para aparatos. Hasta objetos simples como cinta adhesiva, pegamento o un rastrillo. En este sentido, los rastrillos, si bien son una herramienta bastante simple, son muy útiles. Por esa razón, nunca está de más tener uno en casa. Si quieres saber sobre sus usos, te invitamos a que sigas leyendo para conocer cómo funciona un rastrillo.

¿Qué es un rastrillo?

El rastrillo, es una herramienta o utensilio que comúnmente se usa en la jardinería y actividades agrícolas. Son una herramienta bastante antigua. Los primeros rastrillos se fabricaban haciendo uso de madera o metal. Siguiendo esta línea, por ser una herramienta que se relaciona en gran medida con la agricultura, se podría decir que sus orígenes son conjuntos. Es decir, que el rastrillo apareció con la agricultura.

Existe una patente sobre un rastrillo, que data de 1896 en los Estados Unidos. Está patente le fue otorgada a un hombre llamado L. Gibbs por un “rastrillo y aparato para hacer lo mismo”. En ese documento, se describe un método para fabricar un tipo particular de cabeza de rastrillo con metal. A partir de la década de los 20, el rastrillo de madera de bambú se popularizó. Gracias a George MacGuire, quien trajo uno desde Japón.

Estos datos resultan interesantes para comprender cómo funciona un rastrillo. Puesto que nos demuestran que ha sido una herramienta muy importante para la población. De hecho, en la época colonial, los rastrillos junto con las demás herramientas de agricultura, eran consideradas muy valiosas.

¿Cómo funciona un rastrillo?

de qué forma funciona un rastrillo

Continuando con lo anterior, el rastrillo es una herramienta que consta de dos partes. Una de estas es un mango alargado, que puede estar hecho de madera, plástico o incluso metal. En el extremo inferior del mango se encaja una cabecera, esta cabecera puede ser de distintos tipos.

Rastrillo para hojas

Este tipo de rastrillo es el que más comúnmente conseguimos en las tiendas. Así que es importante para entender cómo funciona un rastrillo. La cabecera de estos rastrillos tiene dientes dispuestos en forma de abanico. Pueden estar hechos de plástico, madera o metal y se usan para recoger hojas del suelo.

Rastrillo para briznas

El rastrillo para briznas se caracteriza por tener dientes que se colocan muy próximos entre sí. Su función es la de recoger briznas de hierbas que se encuentran en la superficie.

Rastrillo de jardinería

Este rastrillo está caracterizado por tener púas firmes. Estas púas son muy útiles para arrastrar desechos del suelo y para remover la tierra. Los dientes de estos rastrillos pueden estar perpendiculares o en curva.

Curiosidades

En el idioma ruso, existe un dicho particular “наступить дважды на одни и те же грабли”, cuya traducción es “tropezarse dos veces con el mismo rastrillo”. Este dicho hace referencia al concepto de cometer el mismo error dos veces.

Finalmente, esto es todo lo que tienes que saber acerca de cómo funciona un rastrillo. Si este artículo te ha sido útil, te invitamos a que sigas leyendo más en nuestro blog:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *