cómo se presenta la repartición de bienes

¿Cómo funciona la repartición de bienes?

Muchas personas llegan a una etapa de su vida donde deciden compartir su vida con otro y contraer matrimonio. Sin embargo, esta situación no siempre sale como se espera y las personas que un día decidieron estar juntos, desean separarse. Te invitamos a leer cómo funciona la repartición de bienes.

¿Qué es la repartición de bienes?

La repartición de bienes es el acuerdo legal que se da mediante un divorcio. Es decir, cuando dos personas contraen nupcias, todas las propiedades y bienes pasan a formar parte de ambos. Por lo tanto, cuando existe una separación legal, es decir, un divorcio, se debe establecer quién se quedará con qué cosa.

Por esta razón, muchas personas antes de casarse firman un documento legal llamado “separación de bienes” con la finalidad de que, si el matrimonio se acaba, todos los bienes que son de la persona no sean compartidos.

De esta manera, si existe una separación, no es necesario realizar una repartición de bienes. Además, es un proceso tedioso y largo, donde se ven involucrados muchos aspectos legales.

¿Cómo funciona la repartición de bienes?

se divide todo en partes iguales

Cuando se está procesando el divorcio, ambas partes contratan un abogado. En algunos casos, es el mismo abogado para ambos. El mismo se encargará de realizar todas las acciones legales correspondientes. Dentro de estas acciones, se encuentra el establecer la división de todos los bienes que se obtuvieron durante el matrimonio.

Este suele ser un proceso bastante largo, pues se debe evaluar con carácter minucioso la mejor manera equitativa de separarlos. Las dos personas deben quedar beneficiadas, pues en lo general la mayoría de los bienes fueron obtenidos durante el matrimonio. De no ser el caso, de igual manera, según los aspectos legales que establece el matrimonio, se debe repartir equitativamente todo el capital que se posee.

Para este resultado final, se pasan por diferentes reuniones en que se ponen sobre la mesa todos los recursos y cómo fueron obtenidos. Luego de esto, el o los abogados determinan como se realizará la repartición de los mismos.

En la mayoría de los casos las personas no quedan satisfechas con el resultado, sin embargo, es lo que sucede cuando no se firma una separación de bienes antes de contraer matrimonio.

Principales problemas que se presentan

si existió una infidelidad se complica la repartición de bienes

Te hemos explicado anteriormente cómo funciona la repartición de bienes. Sin embargo, existen una serie de problemas que son frecuentes que se presenten durante este proceso.

En primer lugar, siempre una de las dos personas es quien mayor dinero ha aportado para la compra de las propiedades o los recursos. Por lo tanto, es molesto para esta persona tener que repartir algo que es más suyo que del otro.

Sin embargo, al estar unidos en matrimonio, las propiedades o riquezas son de ambos en partes iguales.  En este sentido, la persona se rehúsa a darle a la otra persona el bien más valioso, como una casa o un carro.

Empero, existen razones por las cuales la otra persona puede obtener el bien. Por ejemplo, cuando existe una infidelidad, la persona que ha sido engañada tiene muchísimos más beneficios que la otra, debido a que puede alegarse el sufrimiento psicológico por el cual ha tenido que pasar.

Por otro lado, si la persona ha sido maltratada de distintas maneras y tiene las pruebas, también puede salir beneficiado durante este proceso. Si te gusto este post sobre cómo funciona la repartición de bienes, te invitamos a leer los siguientes artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *