cuál es la función del revestimiento

¿Cómo funciona el revestimiento?

En construcción se recurre a variados procesos que permiten dar inicio y llevar a término una edificación. Pero también se utilizan otros para realizar algún cambio una vez esta se ha terminado o cuando ya ha estado en funcionamiento por años. Este es el caso de los revestimientos. Si deseas conocer más sobre lo que son mantente leyendo este artículo. Aquí podrás enterarte de cómo funciona el revestimiento.

¿Qué es el revestimiento?

Antes de explicarte cómo funciona el revestimiento, debes enterarte de lo que es. Se trata de un elemento que es colocado encima de una superficie con el fin de cubrirla. A este también se le conoce como recubrimiento o acabado y se hace uso de él principalmente con una finalidad estética. Aunque, además de usarse para mejorar el aspecto de algún elemento constructivo, se emplea para potenciar alguna cualidad.

Entre sus funciones está aportar resistencia a una superficie ante la humedad, desgaste, corrosión o algún otro factor que pueda dañarla. Lo que logra bien sea sellando, protegiendo o impermeabilizando esta. Existen diferentes tipos de revestimientos que se diferencian según la ubicación en la que se encuentran y el área donde son colocados. Al igual que por los materiales que son empleados en la fabricación de estos.

¿Cómo funciona el revestimiento?qué es el revestimiento

Ahora que sabes de lo que se trata, te diremos cómo funciona el revestimiento. En su clasificación por ubicación y área este puede ser exterior o interior. Los exteriores se encargan de ofrecer impermeabilización a los muros que se hallan en el exterior de una edificación. Su principal función es proteger estos de la lluvia o cambios climáticos que puedan ocasionar daños o afectar su funcionalidad. Entre estos están los de revoco, enfoscados, aplacados y las pinturas.

Por su parte, los revestimientos interiores son usados en alguna zona que ubicada dentro de la construcción. Los de este tipo pueden ser colocados en el techo de una obra, en el piso o en sus paredes. Por lo que se incluye igualmente en los revestimientos que se clasifican por el área donde se posicionan. Los revestimientos que conforman ambas categorías son los enlucidos, soldados, enjalbegados, alicatados y estucados.

Revestimiento continuo

Este revestimiento es prefabricado y puede estar compuesto por una capa o varias de elementos pastosos. Su consistencia se solidifica tras procesos como la hidratación, polimerización, evaporación o fraguado. Están los orgánicos, los de cal, cemento o piedra natural.

Revestimiento discontinuo

Se trata de un tipo de revestimiento que bien puede ser prefabricado o estar formado por alguna mezcla de elementos naturales. Estos se realizan a partir de placas, baldosas o lamas y se colocan tanto en interiores como en exteriores de obras.

Acabas de enterarte de cómo funciona el revestimiento. Así que ahora cuentas con información ampliada acerca de este elemento de gran utilidad para las construcciones una vez han sido terminadas. Asimismo, conoces cuáles son los tipos de revestimientos utilizados y cómo se dividen según ciertos parámetros como su posición y materiales.

Si te resultó de interés, visita más enlaces aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *