funcionamiento de los roedores

¿Cómo funcionan los roedores?

Son un grupo de criaturas famosas, tanto en las caricaturas, como en películas de ficción y de terror. Muchos les temen y otros incluso han desarrollado fobias. A pesar de ello, no se puede negar que son un grupo exitoso que habita en casi todos los continentes. De manera que, es importante conocer cómo funcionan los roedores.

¿Qué son los roedores?

Daremos inicio a este tema diciendo qué son los roedores. Así, se tratan de grupo de mamíferos que pertenecen al orden Rodentia. Este tiene aproximadamente 2.280 especies yes el más numeroso entre los mamíferos. De hecho, constituye el 42 % de estos. La palabra roedor viene del latín rodere que significa simplemente “roer”.

Normalmente, son de tamaño pequeño, oscilando desde ratón pigmeo -el más pequeño del mundo con tan solo cuatro centímetros de longitud-, hasta especies grandes como el castor y el capibara -con 75 cm y 1 m de longitud, respectivamente. Por sus variados tamaños, estos animalillos son presa de una gran cantidad de animales. Sin embargo, para conocer a sus principales depredadores hay que conocer cómo funcionan los réptiles.

¿Cómo funcionan los roedores?

datos de los roedores

Una vez que sabemos que estamos hablando del orden Rodentia pasaremos tratar cómo funcionan los roedores. Estos se encuentran en abundancia en todos los continentes excepto en la Antártida. Los más comunes son los ratones, las ratas, las ardillas, las tamias, los puercoespines, los castores, los hámsteres, los jerbos y los conejillos de indias.

Se caracterizan por poseer en cada mandíbula un par de incisivos afilados, recurvados hacia el interior, de gran tamaño y crecimiento continuo. Estos están separados de los molares por un espacio libre llamado diastema y tienen la capa exterior más dura que interna. Esta última no está cubierta de esmalte y la dentina queda expuesta.

Tienen el cuerpo rechoncho, cuatro patas cortas y una larga cola, aunque hay excepciones, como en el hámster. Todos poseen largos bigotes, llamados vibrisas, que detectan movimiento. Son un grupo exitoso, probablemente, por su tamaño pequeño, período de reproducción corto y habilidad de roer y comer varios tipos de alimentos.

Son omnívoros, muchos se alimentan de semillas o plantas, aunque algunos tienen dietas más variadas. Además, han desarrollado una gran variedad según su hábitat y formas de vida. Algunas especies, históricamente, han sido consideradas como plagas porque consumen las semillas almacenadas y transmiten enfermedades al hombre.

Particularidades de los roedores

Muchos han desarrollado adaptaciones a variedad de hábitats y nichos ecológicos. Un gran número tiene adaptaciones para un estilo de vida acuático como son un cuerpo esbelto, pelaje impermeable y membranas natatorias entre los dedos de las patas y la cola. Son ejemplo de ello el castor, las ratas almizcleras, las ratas cangrejeras y las de agua australianas.

Otros presentan un pelaje con pinchos como protección -por ejemplo, los puercoespines y los ratones espinosos. Asimismo, las ardillas voladoras tienen una membrana entre las patas, que les permiten planear de un árbol a otro. Otros tienen patas posteriores más largas y a consecuencia un modo de locomoción saltador, como en las ratas canguro, los jerbos y la rata liebre sudafricana.

Si esta información acerca de cómo funcionan los roedores te ha servido bien, es posible que también estés interesado en leer sobre temas como:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *