cómo funciona un seguro de vida

¿Cómo funciona un seguro de vida?

Las personas siempre han velado, de alguna forma u otra, por mantener su integridad y salud. Es por ello que existe toda una categoría de pólizas que de alguna manera aseguran la existencia de quien las contrata. Dentro de esta categoría existen muchos tipos de seguros, entre ellos de daño, de accidentes, de enfermedad, de viajes y el más importante sobre la vida. Precisamente, de este último te hablaremos a continuación, donde explicaremos cómo funciona un seguro de vida.

¿Qué es un seguro de vida?

Un seguro de vida es un tipo de aval que garantiza los gastos económicos en caso de incapacidad, supervivencia e incluso de muerte. También llamado seguro sobre la vida, su objetivo es cubrir los riesgos que pueden perjudicar y/o dañar la integridad, salud y vida de las personas. La póliza puede proteger tanto al asegurado como a toda su familia, esto dependerá del contrato y el convenio a que se llegue con la institución aseguradora.

¿Cómo funciona un seguro de vida?

El seguro de vida es principalmente un contrato entre dos partes, la institución aseguradora y el acreedor. Este contrato es legítimo y la suma es acordada entre ambas partes de manera libre y voluntaria. Cada una de estas partes tienen características que son importante saber. Por tanto, para comprende cómo funciona un seguro de vida es necesario conocer sus principales partes en el convenio.

Partes en el convenio de un seguro de vida

Compañías aseguradoras:

Todas estas entidades se valen de un proceso de aseguramiento para determinar si es factible venderle o no una póliza de seguro a cierta persona. Este procedimiento esta constituido por un cuestionario acerca del trabajo, la familia, los hábitos y la salud del solicitante. Además, suele realizársele un examen médico y otros despistajes de la salud. En caso de que la compañía considera el perfil como de alto riesgo debido a este proceso, puede negarse a vender la póliza.

partes en el contrato de un seguro de vida

Acreedores

Gracias al contrato de una póliza de seguro, personas diferentes pueden resultar como benefactoras. En primer lugar, la persona que realiza el convenio, que se le denomina como tomador, puede ser quien sea el respaldado por dicha póliza, tanto su vida como su muerte. Por otro lado, tenemos al asegurado, que, si bien puede ser el tomador, esta es la persona que recibe el seguro como tal. Finalmente, el beneficiario es el indemnizado de acuerdo a las condiciones del contrato.

En otras palabras, el tomador bien puede cumplir los otros dos roles, o tanto el asegurado como el beneficiario son personas distintas. Incluso, en una misma póliza de seguro pueden encontrarse estos tres roles. Usualmente son ocupados por familiares de quien realiza la operación, incluyéndolo.

¿Por qué contratar un seguro de vida?

No todas las personas ameritan una de estas pólizas. Este principio es fundamental para comprender cómo funciona un seguro de vida. Generalmente, contratar un seguro de vida es ideal si la persona tiene personas o familiares que dependen de ella financieramente. Igualmente, si la persona trabaja de manera autónoma o practica algún deporte de alto riesgo, y desea protegerse a sí misma en caso de daño permanente, una póliza de seguro de accidentes es buena idea para ella.

Algunas otras razones pueden ser que la persona desea tener una mejor estabilidad económica al momento de su jubilación. También algunas otras utilizan los seguros de vida como una forma de invertir su dinero manera confiable. Independientemente de la razón, siempre será necesario conocer el costo de la póliza y que este se ajuste al bolsillo del contratante.

En conclusión, de cierta forma estas pólizas garantizan un mejor vivir para quien las contratan. Es por ello que conocer cómo funciona un seguro de vida, las principales partes comprometidas en el contrato y algunas de las razones por las cuales se contratan es indispensable para llevar a cabo este convenio financiero.

Si lo que has leído te ha parecido interesante, te invitamos a consultar estas entradas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *