la naturaleza inclemente afecta menos si se tiene un seguro empresarial

¿Cómo funciona un seguro empresarial?

En toda empresa o negocio, los riesgos y peligros siempre estarán latentes. Es por ello, que se hace necesaria la precaución y previsión. En ese sentido, existen diferentes planes para resguardar el patrimonio colocado en una actividad comercial o financiera. Continúa leyendo para que sepas cómo funciona un seguro empresarial.

¿Cómo funciona un seguro empresarial?

El sueño de muchos emprendedores es tener su propia empresa o negocio. Pero ese sueño puede verse afectado por diversas pesadillas, situaciones imprevistas que pueden poner en jaque una inversión, y sus efectos pueden ser desde los más irrelevantes hasta los más nefastos.

un seguro empresarial engloba otros riesgos más específicos

¿Qué es un seguro empresarial?

Un seguro empresarial es un tipo particular de seguro. Su propósito es mantener en resguardo cualquier tipo de empresa, bien sea pequeña, mediante o grande. La idea de un seguro empresarial es determinar los factores de riesgo y eventualidades que pueden presentarse en cualquier actividad comercial o manufacturera, y calcular su impacto en la dinámica normal del trabajo, a fin de evaluar los resarcimientos a que haya lugar.

Aspectos de un seguro empresarial

Este tipo de seguro puede ser considerado un compendio de seguros más específicos. En ellos se contemplan diversos factores que intervienen en la vida útil de una empresa, dependiendo del ramo al cual se dedique. Algunos de los rubros que puede cubrir este tipo de póliza son los siguientes:

Accidentes laborales

Incluye tanto la maquinaria como el personal que las manipula.

Traslado y despacho

Cubre lo referente al despacho y manejo de mercancías, con las flotas vehiculares involucradas.

Catástrofes naturales

Tales como inundaciones, terremotos, rayos y huracanes.

Impactos vehiculares

Incluye vehículos terrestres y aéreos, tales como aviones o helicópteros o partes que de ellos se desprendan.

Explosiones e incendios

Se cuentan los casos de mal funcionamiento de maquinaria y equipos eléctricos o electrónicos, así como desperfectos del servicio eléctrico.

Hay muchas otras formas de incidentes o accidentes que pueden ser incorporados a un plan de seguros. Depende de la actividad comercial y de la misma aseguradora. Podrían mencionarse algunos que parecieran muy insólitos, tales como motines dentro de las instalaciones, actos de vandalismo (daños a la propiedad, rotura de vidrios y pintura de grafitis).

Los recursos

Para cualquier aseguradora es importante evaluar cuáles son los recursos de una empresa para determinar prioridades. En primera instancia, se encuentra el recurso humano, luego los materiales. Por eso, las primeras cláusulas siempre están referidas a los riesgos que corren las personas que ejecutan el trabajo.

un trabajador que se siente seguro suele ser más eficiente

¿Cómo procede una aseguradora ante un evento?

En primer lugar, conviene la presencia de un perito o experto en siniestros, a fin de que determine varios puntos: magnitud del evento; causas del mismo (naturales, provocadas o por daños maliciosos), así como las posibles responsabilidades.

Una vez determinado todo esto, se procede al avalúo de las pérdidas para la respectiva reposición, bien sea del equipo en desperfecto, bien la indemnización económica correspondiente.

En definitiva, tener un seguro brinda la tranquilidad necesaria para un mejor desenvolvimiento en el mundo de los negocios. Esperamos te haya servido este pequeño sumario de cómo funciona un seguro empresarial.

También te extendemos una invitación a que sigas leyendo otros títulos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *