cómo funciona el sensor de oxígeno

¿Cómo funciona el sensor de oxígeno?

Uno de los sistemas que tiene que ver con la protección del ambiente es el sistema de escape. Este sistema se ocupa de desechar hacia la atmósfera los gases generados en la combustión. Está formado por varios elementos que también ayudan a reducir la contaminación acústica generada por el escape. Sigue la lectura y aprende cómo funciona el sensor de oxígeno.

Sistema de escapecómo funcionan las sondas lambda

Las funciones del sistema de escape son muy específicas la primera es reducir el sonido que genera el escape. La otra función es desechar hacia la atmósfera los gases que se forman por la combustión y minimizar los gases contaminantes. Está formado por múltiple de escape, catalizador, resonador, silenciador, tramos de conducto, tubo de salida y sensor de oxígeno.

En cuanto a los sensores de oxígeno también conocidos como sensores Lambda son comunes en los sistemas de inyección de gasolina y en algunos con Diésel. Su función principal es la de medir la concentración de oxígeno en el humo de escape.

¿Cómo funciona el sensor de oxígeno?

El sensor de oxígeno es uno de los más sensibles del automóvil y uno de los componentes más importantes. Su mecanismo de acción es el siguiente: se genera una reacción química que produce voltaje, la cual es monitoreada por la ECU. Así, determina el tipo de mezcla existente y precede a regular el volumen de combustible que entra al motor.

Luego el sensor de oxígeno mide la cantidad de aire que el motor aspira. Y transforma la concentración de oxígeno en los gases de escape en una señal eléctrica.

Cuando la señal llega a la ECU es analizada para confirmar si la mezcla aire/combustible es la más apropiada. Si no lo es la ECU gira instrucciones para solventar el inconveniente. Si hay exceso de oxigeno computadora incrementa el tiempo de inyección con el fin de generar la potencia máxima del motor.

Sensor de oxígeno: aspectos generales

Ahora bien, la forma cómo funciona el sensor de oxígeno pueden presentar ciertas fallas. Las más comunes son poca presencia de oxígeno en la mezcla carburante y por ende, exceso de combustible no quemado durante la ignición (mezcla rica).  Otra falla es exceso de aire y poca inyección de combustible (mezcla pobre), la cual afecta la funcionabilidad del motor.

Entre otras fallas podemos mencionar conexión sulfatada, arnés quebradizo y cristalizado y cableado recalentado. Independientemente del tipo de falla los síntomas son falta de potencia al momento de arrancar, mayor emisión de gases de escape e incremento del consumo de combustible.

En lo que se refiere al mantenimiento, es sencillo, con el motor y el escape fríos se procede a desconectar cuidadosamente al arnés. Se retira el sensor y se le aplica limpia carburador o thinner para que escurra el sucio. Luego se espera a que seque a temperatura ambiente y se reinstala.

Si buscabas información para hacerle mantenimiento a la forma cómo funciona el sensor de oxígeno de tu coche, ahora ya sabes de qué forma hacerlo.

Te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *