cómo funciona ser republicano

¿Cómo funciona ser republicano?

Cuando hablamos de política podemos encontrarnos con un amplio catálogo de partidos que siguen una ideología diferente. En la actualidad, a raíz de las noticias constantes sobre el presidente Donald Trump en Estados Unidos, es común escuchar sobre su pertenencia al partido republicano pero, ¿en qué se fundamenta este partido? Pues, para comprenderlo es necesario entender cómo funciona ser republicano.

¿Qué significa ser republicano?

Para empezar bastará decir que se considera en términos generales que una persona es republicana cuando simpatiza con el republicanismo. Es necesario aclarar que a lo largo de la historia han existido diferentes sectores políticos sociales con el nombre de republicanos, como por ejemplo el bando Republicano durante la Guerra Civil Española. Por tanto nos enfocaremos en definir el ser republicano como asociado al republicanismo.

El republicanismo, es una palabra que proviene del latín Res que significa “cosa” y Pública que significa “pueblo”. Por esto, el concepto original del republicanismo es que el pueblo es quien elige a su representante. Dicho representante es elegido mediante un sistema electoral y su tiempo de gobierno es temporal.

Cabe destacar que el republicanismo no debe ser confundido con la democracia (lo que podría suceder debido al enunciado anterior). Su principal diferencia es que existen monarquías que al tener miembros legislativos y ejecutivos electos de forma popular son consideradas democráticas, siendo esto inconcebible desde la perspectiva republicana.

¿Cómo funciona ser republicano?

cómo funciona ser republicano derecho

Para comprender cómo funciona ser republicano se deben mencionar los conceptos básicos que esta ideología política plantea y con la cual simpatiza cualquiera que se considere republicano. Lo primero es su defensa de la libertad y el planteamiento de que la ley es la expresión inequívoca de la soberana voluntad del pueblo. En base a esto promueve la oposición a la corrupción y apoya los valores cívicos (convivencia ciudadana).

Asimismo y según lo planteado por Aristóteles, estudioso de esta ideología, existe una representación en el gobierno de todas las clases sociales. Esto ocurre precisamente para no inclinar la balanza del poder hacia los mejores posicionados. En referencia a esto, su filosofía se inclina por las libertades individuales, los derechos y las responsabilidades de cada ciudadano.

Finalmente existe una característica fundamental sobre el funcionamiento de esta ideología la cual consiste en la poca influencia del gobierno sobre el mercado. Esto debido a que se sustenta en el capitalismo darwiniano, por lo que las empresas fuertes deben adaptarse a un mercado de carácter libre, en lugar de que el gobierno establezca regulaciones comerciales.

Concepción republicana de la política

La virtud cívica es fundamental dentro de la imagen política del republicano. Por esto, nos referimos a la concepción aristotélica de la confianza en el ciudadano promedio, honrado y trabajador. Dicho ciudadano participa en su comunidad y a través de su accionar hace posible la práctica política. En este sentido, la participación ciudadana efectiva es el objetivo que busca cumplir la ideología republicana.

Para cumplir dicho objetivo, tiene como meta reforzar elementos debilitados en cualquier sistema de gobierno. Uno de ellos es la organización en materia de instituciones políticas capaces de fomentar la participación. También se encuentra el deseo de fomentar una cultura cívica de participación ciudadana fortalecida y obtener la igualdad social.

Si te gustó la información sobre cómo funciona ser republicano, tal vez podrían interesarte los siguientes artículos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *