funcionamiento del sistema linfático

¿Cómo funciona el Sistema Linfático?

¿Te has fijado que al ir al médico con alguna dolencia, una de las primeras cosas que este hace es tocar tus lados del cuello? Pues, a cada lado de la parte frontal del cuello hay una cadena de ganglios que se encargan de dar la alerta si algo no anda bien. Conoce lo asombroso de cómo funciona el Sistema Linfático y su importante rol en el bienestar del cuerpo humano.

Un maravilloso sistema de defensa

La maravilla de cómo el cuerpo humano trabaja puede verse con cada una de sus funciones. Cuando aún se está en el vientre de la madre, el sistema inmunológico de ella se encarga de proteger a ese futuro bebé. Pero ya siendo un recién nacido, todo en su cuerpecito comienza a crecer y responder; por ejemplo, sus sistema linfático.

El crecimiento de este sistema encargado de eliminar la infección y mantener el equilibrio de los líquidos del cuerpo es interesante. Desarrolla su red linfática a velocidad considerable y de manera constante desde que se es bebé hasta la pubertad. Durante este tiempo, los ganglios, conductos y vasos linfáticos van esparciéndose como racimos por todo el cuerpo; pero al llegar a la pubertad, el proceso continúa dándose más lentamente.

¿Cómo funciona el Sistema Linfático?

sistema linfático nódulos

Incluye las amígdalas, las adenoides, el bazo y el timo. Cada uno de ellos tiene un aporte importante en su funcionamiento. Sin embargo, el primer paso para entender cómo funciona el Sistema Linfático es saber qué es la Linfa. Es un líquido rico en lípidos y células llamadas glóbulos blancos. Los órganos de este sistema se encargan de transportarla desde los tejidos hasta el torrente sanguíneo.

Las funciones del sistema linfático básicamente son la de transportar y dar respuesta inmunitaria. ¿Qué transporta? Se encarga de transportar la linfa desde los capilares sanguíneos a los capilares linfáticos que la incorporan gradualmente al sistema venoso.

A través de la linfa, se encarga también de transportar a los quilomicrones que son partículas complejas pero importantes para la asimilación de las grasas. Otra de sus funciones claves es la respuesta a los gérmenes e infecciones. Su participación es fundamental como parte del sistema inmunológico.

Atento a cualquier linfadenopatía

Mientras que la linfa hace su recorrido de forma adecuada, todo marcha bien. Sin embargo, cuando ella reconoce los microbios, bacterias e inclusive las células cancerosas, la producción de glóbulos blancos aumenta. Este aumento hace que los ganglios se inflamen conociéndose como linfadenopatía.

Las zonas del cuerpo a las que habría que estar atento a cualquier linfadenopatía son esas donde se pueden palpar los ganglios linfáticos más fácilmente. Por lo general, estas zonas son la ingle, el cuello tanto en sus dos lados como en la parte baja posterior de él, la axila, detrás de los oídos, y debajo de la mandíbula y barbilla.

Conocer el funcionamiento de nuestro cuerpo y en especial cómo funciona el Sistema Linfático ayudará a estar atento a los avisos con respecto a la salud. La previsión o detección a tiempo de cualquier síntoma considerado fuera de lo normal dará alta probabilidad de vencer cualquier afección.

Te dejamos otros artículos sobre lo maravilloso que es nuestro cuerpo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *