cómo funciona el sistema óseo

¿Cómo funciona el sistema óseo?

¿Alguna vez te preguntaste cómo funciona el sistema óseo? Todos sabemos que nuestro cuerpo se mantiene gracias a los huesos pero es importante conocer el funcionamiento de los mismos. Aquí te explicaremos todo brevemente de una forma muy sencilla y clara de entender. Si tienes interés, sigue leyendo la entrada.

¿Qué es el sistema óseo?

Por sistema se entiende a la interacción de elementos que se mantienen interrelacionamos mutuamente. Adaptando el término al funcionamiento esquelético, puede decirse que el sistema óseo no es más que la totalidad de los huesos que conforman al esqueleto.

El cuerpo humano tiene en su sistema óseo unos 206 huesos unidos entre sí. Todos se desarrollan en la etapa de la niñez a la adolescencia y los huesos permiten que los seres humanos puedan desplazarse y permanecer de pie. Se encuentran conformados por unas células llamadas osteocitos y lo que permite que los huesos no se junten demasiado son los cartílagos.

¿Cómo funciona el sistema óseo?

saber cómo funciona el sistema óseo

Son varias las funciones que cumple el sistema óseo o esquelético. Para comenzar, se encarga de mantener la postura y aporta soporte mecánico al cuerpo. Hace de la posición bípeda una posibilidad, es una estructura que le da cuerpo y forma al organismo y conserva la morfología corporal.

En cuanto al movimiento, son las articulaciones quienes permiten que los movimientos corporales se ejecuten. Las articulaciones son las uniones existentes entre los huesos. También, los huesos son el lugar en el que se insertan los tendones musculares.

El sistema óseo también funciona para brindar protección. Participa significativamente en la protección de los órganos. Es por ese motivo que el encéfalo se protege gracias a los huesos que conforman al cráneo. Por otra parte, las costillas se encargan de evitar que se generen daños en los pulmones, los vasos sanguíneos del tórax y en el corazón.

Entre las últimas funciones del sistema esquelético se encuentra el almacén metabólico. Es decir, regula y modera el intercambio y la concentración de fosfato y sales de calcio. Y, por último, la creación de células sanguíneas en la médula ósea roja encontrada en el interior de varios huesos.

Tipos de huesos

  • Sesamoideos: Su nombre es un recordatorio a la semilla de sésamo y son pequeños huesos ubicados en pies, manos y en las proximidades de los tendones. Se consideran huesos accesorios.
  • Largos: Suelen ser los huesos principales de las extremidades y predominan en tamaño con respecto a otros.
  • Irregulares: Son aquellos que no tienen ninguna similitud, en cuando a la forma, con los demás, la columna vertebral es uno de ellos.
  • Cortos: La forma es más o menos similar a la de un cubo y son aquellos que forman a la muñeca y al tobillo.
  • Planos: Como su nombre lo dice, no tienen mucha dimensión y son más planos con respecto a los demás. Un ejemplo de hueso plano puede ser aquel que le da forma a la bóveda del cráneo.

Quizás te interese leer algunas entradas de nuestro sitio web que son un poco similares a cómo funciona el sistema óseo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *