cómo funciona una sociedad de hecho

¿Cómo funciona una sociedad de hecho?

Generalmente al tiempo de emprender cualquier tipo de negocio comienza a rondarnos la idea de formar una sociedad mercantil. Pero siempre nos aborda la duda respecto a qué tipo de sociedad es la que más nos conviene o se adapta a nuestras necesidades. Existen varios tipos de sociedades pero en este artículo vamos a centrarnos en que aprendas cómo funciona una sociedad de hecho.

Sociedad mercantil

cómo funciona una sociedad de hecho acuerdo verbal

Una sociedad de negocios es un contrato en el que dos o más individuos forman parte del capital de una empresa. Estos están obligados a proporcionar capital para que una actividad económica pueda llevarse a cabo.

Como emprendedor debes estar consciente de cómo y cuándo formar una sociedad, lo primordial es decidir qué tipo de sociedad te conviene. Es importante tomar en cuenta factores como patrimonio social de los posibles socios, las proyecciones a futuro y las características del negocio (start-up).

Existen varios tipos de sociedades mercantiles pero las más destacadas son la Sociedad Anónima y la Sociedad de Responsabilidad Limitada. Ambas reguladas por la Ley de Sociedades Mercantiles. Sin embargo, existen otros tipos de sociedades como la Sociedad de hecho en la que no existe personería jurídica.

¿Cómo funciona una sociedad de hecho?

Una sociedad de hecho al igual que cualquier otra sociedad se establece por la unión de dos o más personas que persiguen un bien común con respecto a una empresa o negocio. Incluso, comparten tanto los derechos como las obligaciones (no necesariamente). Pero a diferencia de las sociedades mercantiles no requiere de inscripción en ningún Registro Público, ni personería jurídica, ni contrato escrito (solo verbal).

Las ventajas de este tipo de sociedad es que al no requerir de inscripción en Registro alguno no existen gastos de constitución y el régimen tributario es menos costoso. Incluso los gastos administrativos son reducidos. Por otro parte, no es necesario presentar los balances pertinentes en ninguna institución gubernamental.

En lo que se refiere a las desventajas, una de ellas es que puede ser disuelta en cualquier momento a solicitud de cualquiera de los socios. Además, si fallece uno de ellos o se desea incluir uno nuevo tendrá que constituirse una nueva sociedad. Los negocios llevados a cabo no tienen garantía y todos los acuerdos son verbales. La informalidad del mismo no permite optar por créditos o préstamos bancarios a nombre de la sociedad.

Sociedad de hecho: aspectos relevantes

Como consecuencia de la forma cómo funciona una sociedad de hecho los socios de la misma corren una serie de riesgos. La responsabilidad de los socios es ilimitada, es decir, cualquier tercero puede demandar a algún socio o a todos de manera indistinta. Quienes deben responder a las deudas con su patrimonio personal. Tampoco pueden adquirir bienes a nombre de la misma.

Pertenecer a esta sociedad significa que si la misma adquiere deudas y no las cancela, el interesado en cobrarla puede lograrlo persiguiendo a un solo socio. Generalmente, quien termina cubriendo las obligaciones contraídas por todos es aquel que tiene más recursos económicos. Esto a causa de que la ley no obliga a que las obligaciones seas pagada de manera equitativa por todos los socios.

Esperamos que esta información referente a la forma cómo funciona una sociedad de hecho te sirva para decidir qué tipo de sociedad te conviene constituir.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *