cómo funciona una subasta

¿Cómo funciona una subasta?

Seguro has visto una subasta en las películas o programas de televisión, o tal vez has escuchado de ella. Pero ¿realmente sabes cómo funciona una subasta? Es más que vender, es un tipo de negocio distinto. Sigue leyendo para saber sobre esta actividad, quizás al final querrás ir a una o sabrás si tienes algo que sirva para subastar.

¿Qué es una subasta?

cómo funciona una subasta arte

Hoy en día las subastas son muy populares, tanto así que abarcan varios mercados. Una subasta o remate es un evento de ventas organizado que facilita la competencia directa y publica entre compradores (postores) y vendedores. Su popularidad se debe a que los participantes tienen la creencia de que recibirán una buena relación en el mercado. La razón es que es una oportunidad de demostrar la capacidad capital porque hacen ofertas competitivas sobre algún activo o servicio.

El origen de tal actividad proviene de siglos pasados durante el Imperio Romano; es por ello que la palabra viene del latín y significa “bajo la lanza”. Antes los soldados romanos se repartían los territorios conquistados clavando una lanza en la parcela invadida. De igual forma, se vendían los botines de guerra.

Otro de los antecedentes fue en el Imperio Babilónico en el que se subastaban las esposas cada año, era una obligación hacerlo de tal forma. Si no se recurría a él para casarse, era ilegal. También se subastaban esclavos para pagar los gastos de la guerra.

Estas fueron comunes pero en el siglo XVII. Ya para finales del siglo XVIII al terminarse la Revolución Francesa se popularizaron las subastas de arte. El arte es uno de los temas más privilegiado en estas ventas.

¿Cómo funciona una subasta?

En pocas palabras en una subasta el vendedor del bien o servicio plantea la cantidad más baja que aceptaría por su venta. Y a partir de ese precio los compradores potenciales empiezan a ofrecer su cantidad hasta que se ofrece la mayor cantidad y no hay quien le compita. Este proceso lo lleva a cabo un intermediario que tiene experiencia en el mercado y su tarea es que las dos partes cotizadas coincidan o sean similares para un activo.

Al intermediario se le llama subastador, una de sus cualidades es ser animoso para mantener activos a los interesados. También tiene la tarea de explicar el producto al inicio de la subasta: nombra sus características y beneficios. Al pasar unos segundos de que más nadie oferte da por terminada la compra con un golpe de martillo de madera y señala al comprador potencial.

Tipos de subastas

Ahora bien el cómo funciona una subasta depende del tipo que sea aunque todas tienen el mismo objetivo.

  • Subastas de apertura: se abre con el precio en el que el activo abre en el mercado.
  • Subastas intradiarias: suceden a lo largo del día para igualar a los compradores con los vendedores y entablar el costo de un activo de acuerdo con la demanda dentro de esa sesión.
  • Las subastas de cierre: se hacen antes de que el mercado cierre para decretar el costo del activo.

Otra clasificación es la siguiente:

  • Subasta en sobre cerrado: los postores pueden ofertar en una sola ocasión. Puede ser de primer precio o de segundo precio. El primero es si el ganador paga lo que ofreció y el segundo si paga el costo ofrecido por quien quedó de segundo puesto.
  • La subasta dinámica es aquella en la que los compradores pueden ir modificado su oferta porque se conocen las ofertas de los demás. Puede ser inglesa, holandesa o americana.
  • Subasta silenciosa: las ofertas se anotan en un papel y al finalizar la oferta mayor de asigna a la subasta.

Ahora que sabes cómo funciona una subasta estás listo para ir a una y realizar una compra de manera inusual. Acuérdate que la competencia lo es todo.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *