cómo funciona el té blanco

¿Cómo funciona el té blanco?

Los tés son las bebidas más saludables que le podemos ofrecer a nuestro organismo. Todos son buenos para la salud y para nada nocivos. No obstante, algunos sí se caracterizan por tener niveles más altos de algunos componentes pero aun así son mejores que tomar café o refrescos. Por ello, te explicaremos cómo funciona el té blanco, el té más liviano y exclusivo que podrás tomar.

Té blanco

Como la gran mayoría de los tés, este proviene de Fujian, China. El Emperador era el único que lo tomaba, mandaba a sus discípulos a buscar las hierbas de Camellia sinensis por varios días. Sin embargo, China no era el único país en el que se encontraba, en otros países asiáticos también era conocido. Como en India y en Japón, los cuales tienen el mismo apego a los tés. Lo único que no cambiaba era el hecho de que solo era para las personas de clase alta, quienes creían que era bueno para ser inmortal y eternamente jóvenes.

Desde hace siglos el té blanco supone una producción larga por el tipo de hierba, pero es el menos procesado. Por esta razón, es el más saludable, suave, cristalino y delicado, además el que menos se encuentra en los mercados. La única desventaja es que no muchos pueden ser capaces de apreciar los sabores que esconde. Para saber cómo funciona el té blanco tienes que conocer su proceso de elaboración y sus beneficios, los cuales explicaremos más adelante.

¿Cómo funciona el té blanco?

La elaboración comienza con la obtención de los brotes de la Camelia sinensis, es decir cuando las hojas son jóvenes y tiernas. Estos brotes deben estar en perfecto estado (sin oxidación, ni golpes o cuarteos, que estén cuarteados hacen que se oxiden porque se rompen las células). Es por ello, que su cosecha es extremadamente delicada, no puede ejecutarse de manera brusca.

El hecho de recogerlos antes de que se abran es que los nutrientes no se alteran, se mantienen tal como son. Además están repletos de nutrientes durante la primavera (estación en la que se cosechan) porque luego del invierno la planta manda bastantes nutrientes a los nuevos brotes. Luego de recogerlos se dejan al sol por uno o dos días para que se marchiten y sequen.

Seguidamente se llevan a una habitación de secado en el que duran hasta cuatro días para que se sigan secando.  Estos están cubiertos con pelusas blancas (tricomas), que son el motivo de su nombre, las cuales los protegen del sol y de los insectos. Si aún no entiendes el porqué es caro, imagínate que se necesitan recoger mínimo 30 mil brotes a mano para obtener al menos un kilo de él.

Beneficios para la salud

cómo funciona el té blanco beneficios

El principal beneficio es que es un excelente antioxidante porque contiene polifonoles, catequinas y otros oxidantes. Estos protegen el organismo de los radicales libres (sustancias químicas muy reactivas que oxidan las células y dañan el ADN) y de la diabetes tipo II. En cuanto a la cafeína: es extremadamente baja gracias a que sus brotes no se oxidan. Es buena opción para bajar el colesterol, evita las caries y las infecciones, disminuye la fatiga, mejora tu memoria y refuerza los capilares.

Es la mejor bebida que puedes tomar si no quieres engordar, puesto que no tiene calorías ni azúcar. Además puede ser capaz de eliminar grasas y toxinas por su trabajo como diurético, olvídate de retener líquido y comienza a adelgazar de forma natural. Además de esto, ayuda bastante al corazón porque posee flavonoides; un componente que ayuda a reducir la hipertensión y la presión arterial.

Sus beneficios no terminan aquí. La piel también es favorecida por el té blanco. Por su función de antioxidante resguarda las células de la piel de las secuelas del envejecimiento y de los rayos solares. De igual forma le da más luminosidad, la hidrata, cierra los poros y le da más elasticidad. Para esto, puedes tomarlo constantemente y realizar mascarillas con él. Ejemplo: con media taza de té blanco y agua tibia puedes limpiar tu cara todas las noches.

Ahora que sabes cómo funciona el té blanco querrás probarlo para que tu cuerpo te lo agradezca. Y así tienes la oportunidad de satisfacer tu paladar con su sabor dulce. Si quieres puedes agregarle un poco de vainilla o pétalos de rosa. No te lo tomes apresuradamente, tómatelo con calma y aprecia su aroma.

Te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *