cómo funciona el té de malvavisco

¿Cómo funciona el té de malvavisco?

El malvavisco es una planta medicinal que tiene un amplio campo de aplicabilidad. La misma lleva el nombre de científico de Althaea Officinalis. Es una planta ampliamente empleada en el mundo de las fisioterapias. Su té es perfecto para combatir afecciones respiratorias y digestivas así como en la aplicación tópica para desinflamar las lesiones provocadas por esguinces y tendinitis. Conoce aquí cómo funciona el té de malvavisco.

¿Qué es el malvavisco?

Es una planta perteneciente a la familia de malváceas. Su nombre hace referencia a “proteger y sanar”. Es una planta que ha sido empleada desde tiempos milenarios como un bálsamo medicinal. Se trata de una planta erecta de hasta dos metros de alto. Se caracteriza por un follaje de hojas en forma triangular ovalada, sus flores son colgantes y se presentan en un color rosa pálido.

Toda la planta (desde la raíz hasta sus hojas) contiene propiedades medicinales. Sin embargo, en su raíz se halla la fuente principal de mucílagos, arabina, pectina, flavonoides y ácidos fenólicos. El malvavisco puede consumirse en diferentes presentaciones, sin embargo, su té o infusión es la más usual. De modo que, un aspecto sobre cómo funciona el té de malvavisco reside en que el mismo no solo se hace para la ingesta oral sino también para el uso tópico en forma de pomadas.

¿Cómo funciona el té de malvavisco?

El té de malvavisco actúa como un protector y reparador de las mucosas respiratorias y digestivas. Esta infusión potencia las propiedades del malvavisco permitiendo así que el mismo tenga un efecto expectorante y antiinflamatorio. De hecho, en muchos lugares se receta su consumo para aliviar la tos y despejar los conductos respiratorios de flema. Es un potencial ayudador para tratar la bronquitis y el asma.

Para conocer un poco más sobre cómo funciona el té de malvavisco es fundamental destacar que el mismo es eficaz para tratar los trastornos digestivos. De modo que, contrarresta el exceso de acidez y repara las mucosas intestinales. De hecho, se recomienda en casos de gastritis, úlceras gastroduodenales, colitis y en el síndrome de colon irritable.

Preparación

qué hace el té de malvavisco

Para tratar las infecciones pulmonares, irritación de garganta y la tos, es aconsejable combinar el malvavisco con otras plantas como la pulmonaria, los brotes de abeto y el llantén mayor. Para su preparación, hierve una taza de agua con una cucharada sopera de malvavisco. Reposa durante unos minutos y consume cada 4 horas.

Por otra parte, para combatir la afonía se recomienda combinar el malvavisco con erísimo, junco de río y azúcar cande. Coloca una cuchara sopera de cada ingrediente y añade medio litro de agua. Deja hervir. Reposa por unos minutos e ingiérelo durante el día.

Uso tópico

La aplicación en forma de cataplasma del malvavisco es muy eficaz para sanar quemaduras y cualquier otro tipo de heridas. Sus flores hechas en infusión o machadas en un mortero, reducen la inflamación cutánea. Para la elaboración del cataplasma, solo debes hervir en agua las raíces del malvavisco por unos 10 0 15 minutos y aplicar por medio de un tela o gasa húmeda sobre la zona afectada.

En las líneas pasadas pudiste conocer cómo funciona el té de malvavisco. Esta es una planta potencialmente utilizada dentro de la medicina para tratar numerosas afecciones y dolencias. No dudes y averigua dónde puedes conseguirla.

No olvides revisar las siguientes entradas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *