qué es el tipo de interés

¿Cómo funciona el tipo de interés?

Los productos financieros no son los únicos que varían de valor dentro de las finanzas. El dinero también puede sufrir cambios en este aspecto cuando se emplea como instrumento financiero en un préstamo. Para conocer la relación del valor y la variación del dinero, los integrantes de un acuerdo recurren al tipo de interés. Si deseas saber de qué se trata este término, te sugerimos conocer cómo funciona el tipo de interés a continuación.

¿Qué es y cómo funciona el tipo de interés?

Existen diferentes factores que determinan o marcan el precio de los productos en el ejercicio financiero. Uno de los factores que en este aspecto comprometen a variar el valor del dinero, es el tipo o tasa de interés. Este término define al precio que obtiene el dinero, tras requerirse mediante un préstamo para pagar una deuda. Es decir que la forma sobre cómo funciona el tipo de interés, acuerda un valor determinado al dinero, cuando este se emplea como instrumento financiero para abonar una cuenta.

Por lo general, el tipo de interés se sujeta a un valor determinado por entidades bancarias oficiales. Al ser esta un parte de un monto o capital, el valor del tipo de interés se calcula dependiendo del tiempo o la extensión con la que se usará dicho dinero.

Factores que influyen en la variación del tipo de interés

factores y el tipo de interés

Además de las entidades bancarias oficiales, la forma sobre cómo funciona se ajusta y determina a otros factores que comprometen su aplicabilidad, valor y riesgo. En cuanto a ello, podemos mencionar algunos de estos factores que establecen el valor del tipo de interés:

  • El perfil de quien solicita un préstamo, ya que los requerimientos se fijan de acuerdo al tipo de persona y préstamo que sea conveniente para cada caso.
  • La operación a realizar, que se ajusta de acuerdo al ámbito en donde se aplicará el dinero solicitado (deudas personales o hipotecarias).
  • El plazo de la tasa de interés, puesto que si el lapso de tiempo a pagar es largo, el interés será alto. Por lo general las entidades apuestan por plazos cortos.

Clasificación de los tipos de interés para hipotecas

Dentro del contexto hipotecario, el tipo de interés se calcula de acuerdo a las condiciones del crédito hipotecario solicitado. Por ende, el tipo de interés en este aspecto puede ser de dos formas:

Tipos de interés fijos

Suponen que las tasas de interés, se calculan de acuerdo a un valor netamente estable y determinado. Esto permite a los deudores, cancelar progresivamente la hipoteca, teniendo en cuenta una tasa fija y estable anualmente.

Interés variable

Suele ser el interés más empleado en este contexto hipotecario. Las tasaciones del préstamo se calculan por medio de cifras, que varían mensual o trimestralmente. De esa manera, el deudor puede cancelar progresivamente diversas cantidades de dinero.

Otros tipos de interés en el ámbito financiero

Además de esta clasificación, los tipos de interés suelen clasificarse y modularse de acuerdo al contexto financiero en el que se aplican. Los tipos de interés para las entidades bancarias, pueden clasificarse de tres maneras:

  • Las activas, son a favor de la entidad. Estas se calculan tomando en cuenta los valores del mercado y la disposición del banco oficial.
  • Pasivas, suelen ser a favor del cliente. Estas son remuneraciones pagadas a personas por utilizar o disponer servicios financieros para depositar en la banca.
  • Las preferenciales, estas son tasas especiales que se encuentran por debajo de los valores normales. Pueden ser utilizadas por entidades bancarias, o por organismos públicos.

Si deseas complementar esta información sobre cómo funciona el tipo de interés, te sugerimos visitar estos enlaces relacionados a continuación:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *