cómo funcionan los tipos de fósiles

¿Cómo funcionan los tipos de fósiles?

Hace millones de años en nuestro planeta tierra vivieron pequeñas y grandes creaturas que actualmente ya no existen. Se sabe de su existencia debido a los fósiles que han encontrado en diferentes épocas de nuestra historia. Precisamente, gracias a estos variados y diferentes descubrimientos hoy por hoy no se habla de un ejemplo único de fósil. Por ello te presentamos a continuación cómo funcionan los tipos de fósiles.

Cómo funcionan los tipos de fósiles

Los fósiles son, en pocas palabras, restos orgánicos tanto de animales como de plantas que han quedado conservados en rocas sedimentarias. Estos se pueden clasificar de acuerdo a diferentes aspectos y características. A continuación, te presentamos cómo funcionan los tipos de fósiles según su formación, tamaño e información que ofrecen.

De acuerdo a su formación

El proceso de fosilización puede ocurrir de distintas maneras y verse influenciados por diferentes transformaciones químicas. Es por ello que algunos fósiles son conservados y otros tantos son solo grabados.

Fósiles conservados

Son los más comunes y se refieren a los restos orgánicos transformados en rocas. Su estudio paleontológico suele ser muy rico porque conservan muchos de los detalles originales del caracol, del hueso y/o la piel del animal extinto. Gracias al polímero natural llamado ámbar, también se han encontrado fósiles de insectos completamente conservados. Esto es lo que se conoce como resina fósil.

Fósiles grabados

Se refieren a los fósiles que perdieron su estructura original, pero lograron mantenerse gracias a la impresión que dejaron sobre la superficie. Esta marca o bien queda como un hueco en la piedra, sirviendo de molde para que los paleontólogos estudien el resto de la forma, o pudo ser llenada por otro material y crearse una replica exacta del resto orgánico.

principales tipos de fósiles

De acuerdo a su tamaño

Queda claro que los fósiles pudieron formarse de diferentes maneras. Ahora tomando en cuenta su tamaño y dimensiones, los fósiles se pueden dividir en:

Microfósiles

Son los fósiles de plantas y animales que son visibles solo utilizando un microscopio óptico. Su tamaño es menor que lo que puede percibirse fácilmente con nuestro ojo humano. Se dividen en fósiles de eucariotas y fósiles de procariotas. Las primeras suelen tener una mayor dimensión y complejidad en sus formas, mientras que las segundas son de menor volumen de estructura mucho más sencilla.

Macrofósiles o megafósiles

Estos se refieren a los fósiles que son fácilmente identificables y distinguibles en las piedras o superficies arqueológicas similares. Generalmente los macrofósiles enseñas las partes duras y conservadas de un animal o planta. Por tanto, son los fósiles que registran la mayor información biológica y paleontológica.

De acuerdo a la información que ofrecen

Una última clasificación puede venir de lo reportan e informan los fósiles. Distinguiéndose en:

Icnofósiles

Son netamente fósiles grabados. Tienen cualidades propias que son reconocibles y dan lugar a su propia clasificación como los icnogéneros e icnoespecies. Siendo el objeto de estudio de la paleoicnología, los icnofósiles son pistas fósiles de huellas, huevos, deposiciones y bioerociones tanto de animales como de sucesos de la época.

Fósiles vivientes

Esta taxonomía se utiliza para referirse a cualquiera de las especies orgánicas vivientes que tengan un gran parecido con algún ejemplar conocido por fósiles. Los llamados braquiópodos o los celacantos son ejemplos perfectos de fósiles vivientes. En otras palabras, se puede decir que estos fósiles son como si hayan vuelto a la vida.

tipos de fósiles conservados y grabados

Conocer acerca de la paleontología y los fósiles es realmente sorprendente. Indagar acerca de toda la información que pueden darnos estos restos orgánicos de acuerdo a sus diferentes clasificaciones es necesario. Por lo tanto, es indispensable saber cómo funcionan los tipos de fósiles para adentrarse en todo este mundo prehistórico.

Si lo que has leído te ha parecido interesante, te invitamos a consultar estas entradas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *