para qué sirve el trazo

¿Cómo funciona el trazo?

En la construcción de una obra todas las actividades o labores desempeñadas son básicas para esta. Las realizadas cuando se encuentra en fase de proyecto, cuando se da inicio a ella, durante su desarrollo y su fin. Desde aquellas que parecen simples hasta las más complejas tienen un rol vital para que la obra pueda llevarse a cabo. En esta oportunidad conocerás una de esas: el trazo. Continúa leyendo para que puedas enterarte de cómo funciona el trazo.

¿Qué es el trazo?

Es necesario que conozcas con detalle de lo que se trata antes de que te expliquemos cómo funciona el trazo. Para comenzar, se entiende por trazo a una marca o delineación que se realiza uniendo dos puntos sobre alguna superficie. En cuanto a arquitectura se refiere, el trazo es un procedimiento por medio del cual se hace la medición y demarcación de un terreno. En específico, aquel terreno donde se dará inicio a una obra.

Por lo anteriormente expuesto, el trazo es entonces uno de las primeras actividades a realizarse sobre el terreno donde se construirá. Con este se traslada lo planteado en los planos de construcción a la realidad trazando las medidas estimadas en la fase de proyecto. Este permite materializar las dimensiones y delimitar las distintas áreas o ambientes que tendrá la edificación, según lo indicado en los planos.

¿Cómo funciona el trazo?qué es el trazo

Ahora que sabes lo que es, te explicamos cómo funciona el trazo. Para realizarlo primero es necesario hacer una alineación con las construcciones que se encuentren próximas al terreno. De modo que estas se puedan tomar como referencia. Una vez hecho este primer paso, se procede a crear e instalar un elemento denominado baliza en las esquinas del terreno. Estas se elaboran con una tabla y estacas (2). A ellas se sujetan cuerdas para unirlas y así trazar los ejes que servirán de guía.

El siguiente paso es el trazo del área donde se efectuará la excavación para llevar a cabo las cimentaciones. Este trazado deberá hacerse dejando 10 cm a cada lado de este terreno escogido para tal fin. Para todo este procedimiento se requiere, además de las estacas, de una cinta métrica, hilos, clavos y un martillo. Así como también de cal para hacer la demarcación del suelo y una escuadra de madera que ayudará a realizar un trazado preciso.

Nivelación

Este es otro de los puntos claves a tomar en cuenta en una edificación antes de iniciarla. Deberá realizarse en conjunto con el trazado. Pues al hacerse se debe establecer correctamente la altura que tiene que poseer el piso con respecto al suelo, la cual es necesaria para evitar el traspaso de la humedad y el paso de agua en caso de llover. Razón por la que el piso del interior de la construcción debe estar entre los 25 y 30 cm sobre el terreno.

Acabas de enterarte de cómo funciona el trazo. Ahora cuentas con información detallada sobre este y conoces su función en las construcciones.

Si te resultó de interés, visita más enlaces aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *