cómo funciona una represa

¿Cómo funciona una represa?

Las represas o presas son grandes construcciones hechas para contener y controlar el agua de un río, arroyo o canal. Antes de explicar cómo funciona una represa debes saber que sus fines son generar energía eléctrica y pueden suministrarle agua a las comunidades cercanas en caso de sequías.

Las represas

El material principal con lo que se hacen las represas es la piedra o el hormigón; es un tipo de barrera que siempre se construye sobre alguna corriente de agua. La parte que soporta toda la presión del agua se llama cortina o presa; los taludes o caras restringen el cuerpo de la represa. La parte superior se llama coronación o coronamiento, las compuertas son unos dispositivos mecánicos que regula el caudal de agua que transcurre mediante la cortina.

En caso de que la represa se llene, el agua excedida la elimina o la mantiene el aliviadero o vertedero, el cual está ubicado en la parte superior pero más abajo. Los laterales del muro están limitados por los estribos, también llamados empotramientos; las esclusas se encargan de facilitar la travesía del agua a través de la represa. El agua que se utiliza para generar energía eléctrica se obtiene mediante las tomas y el embalse es la cantidad de agua que retiene la represa.

¿Cómo funciona una represa?

Al momento de que la represa acumule una cantidad significativa de agua esta se transporta hasta las turbinas que se activan para producir la energía eléctrica. Antes de convertir la energía mecánica a la eléctrica, las hélices de las turbinas giran intensamente para hacer gran presión y mandarla hacia los generadores. Algunas turbinas tienen la capacidad de producir millones de kilovatios para poder iluminar grandes ciudades.

Las condiciones que debe tener una represa para que funcione correctamente es que sea impermeable y las filtraciones siempre deben controlarse. La gravedad, presión hidrostática, la fuerza del agua en caso de congelarse y las tensiones de la tierra son unos de los elementos que se deben estudiar antes de construir una represa.

Su construcción es sumamente importante ya que deben garantizar resistencia y duración para que en un futuro no cause grandes daños. Como puede ser una gran amenaza para millones de personas se deben hacer siempre los cuidados e inspecciones.

Tipos principales de represas

cómo funciona una represa tipos

Entre las presas según su estructura tenemos a la presa de gravedad que es aquella que no requiere tanto mantenimiento. Son rectas, a veces tienen una curva mínima. La represa de arco simple tienen un arco en el eje horizontal, no usa mucho hormigón para construirse. En esta las tensiones del agua van hacia las laderas de la cerrada.

La presa de bóveda o de doble arco tiene una curvatura en el eje horizontal y en el vertical. Las dos últimas represas son de un diseño más innovador. Por otro lado, existe la presa de contrafuertes que está conformada por la cortina y varios contrafuertes de manera triangular. A su vez, se divide en planchas uniformes y de bóvedas múltiples.

Al tener claro cómo funciona una represa se concluye que la energía que produce no es contaminante y es renovable. Lo cual se puede considerar como una gran ventaja a pesar de la amenaza que puede ser si no se es consciente a la hora de construirla.

Te puede interesar:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *