qué es la vacuna neumocócica conjugada

¿Cómo funciona la vacuna neumocócica conjugada?

Las vacunas son un medicamento de suma importancia, ya que de estas depende la preservación de la salud de niños y adultos. Lo que se debe a que protegen de contraer enfermedades contagiosas capaces de afectar gravemente la salud. En este artículo te hablaremos de una de las más conocidas e importantes de recibir. Esta es la neumocócica. Te invitamos a que sigas leyendo para que conozcas cómo funciona la vacuna neumocócica conjugada.

¿Qué es la vacuna neumocócica conjugada?

Antes de poder explicarte cómo funciona la vacuna neumocócica conjugada, debes enterarte primero de lo que es. A esta también se le conoce como vacuna PCV13 y su función es prevenir la infección por neumococo. Esta es causada por la bacteria de este mismo nombre que es capaz de provocar variadas infecciones/enfermedades. Entre ellas se pueden destacar: neumonía, peritonitis, meningitis, sepsis, sordera, daño cerebral e incluso la muerte.

El neumococo se aloja en la nariz y garganta del infectado. Por lo tanto, puede contagiarse con tan solo entrar en contacto con las secreciones de una persona contagiada. Si bien la edad no influye en quien pueda o no contraer la infección, sí hay dos grupos de edades que son especialmente vulnerables. Estas incluyen a niños con edad inferior a los dos años y adultos de la tercera edad que superen los 65.

¿Cómo funciona la vacuna neumocócica conjugada?qué función tiene la vacuna neumocócica conjugada

Ahora que dispones de información básica acerca de esta, te explicamos a continuación cómo funciona la vacuna neumocócica conjugada. Como se mencionó anteriormente se le conoce como PCV13. Dicha denominación se debe a que está compuesta por 13 diferentes tipos de bacterias del neumococo. Por lo que se proveerá protección contra estas 13 a quien se le administre.

Esta vacuna se aplica a los bebés, niños y adultos. En los lactantes suelen aplicarse cuatro vacunas que se comienzan a colocar a partir de los dos meses de vida. Estas deben tener un intervalo de dos meses entre cada una hasta colocarse la tercera. La última vacuna es la de refuerzo y debe administrarse entre los 12 y 15 meses de vida. Por su parte, los adultos podrán utilizar esta como protección hasta los 64 años de edad. Luego optarán por la vacuna polisacárida o PPSV23.

Consideraciones

La vacuna neumocócica conjugada no deberá ser aplicada si en el pasado ha habido reacción alérgica tras su administración. Lo mismo aplicará en el caso de haberse presentado luego de la vacuna PCV7 o alguna que tenga toxoide en su composición.

Efectos secundarios

Entre los posibles efectos secundarios que puede provocar esta vacuna están: somnolencia, falta de apetito, inflamación/dolor en la zona inyectada, fiebre e irritabilidad. En caso de experimentarse visión borrosa, sensación de mareo o zumbidos en los oídos será necesario consultar a un médico.

Acabas de enterarte de cómo funciona la vacuna neumocócica conjugada. Por lo que ahora tienes información ampliada acerca de esta vacuna capaz de prevenir enfermedades de gravedad e incluso la muerte.

Si te ha resultado de interés, encuentra más enlaces aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *