cómo funcionan los valores empresariales

¿Cómo funcionan los valores empresariales?

Los valores son parte vital para que la convivencia dentro de una sociedad sea armoniosa. La ausencia de valores influye negativamente en nuestra forma de actuar. Inclusive en el ámbito en el que nos desenvolvemos, tal es el caso del lugar en el que trabajamos. En este artículo vamos a explicar cómo funcionan los valores empresariales.

Los valores del ser humanocómo funcionan las virtudes corporativas

Los valores abarcan todas las cualidades, virtudes y principios propios de una persona que son consideradas positivas. Estas cualidades normalmente sobresalen en cada persona y son impulsadoras de su forma de actuar. Ya que determinan su conducta, son parte vital de sus ideales y creencias y revelan sus sentimientos e intereses.

De acuerdo a las características y a la naturaleza de los valores se clasifican en distintos tipos. Entre ellos, valores religiosos, morales, universales, humanos, físicos, estéticos, intelectuales, afectivos, sociales y económicos. Este último abarca valores profesionales y empresariales.

¿Cómo funcionan los valores empresariales?

Los valores económicos están dirigidos a la obtención de ganancias y estabilidad monetaria, por tal razón, incluye tanto valores profesionales como empresariales. En lo que se refiere a los valores empresariales son primordiales para incrementar la productividad dentro de una empresa. Ya que de ellos depende que se promueve un ambiente armónico, incluso pueden marcar la diferencia entre una empresa y otra, aunque pertenezcan al mismo ramo.

Es importante señalar algunas de las características de los valores empresariales. Generalmente están expuestos de una manera precisa y clara. Además, deben ser coherentes con la visión y misión de la organización y ser representativos de la marca y el espíritu de la misma.

Valores empresariales: aspectos generales

La manera cómo funcionan los valores empresariales son un elemento definitorio de la labor empresarial, siendo los más importantes:

  • Confianza: el nivel de confianza de los trabajadores depende de las relaciones que se generan en el interior de cualquier organización.
  • Responsabilidad: implica tener conciencia y responsabilidad con respecto a cada decisión que se tome.
  • Cultura abierta y transparencia: los miembros deben formar parte de la toma de decisiones y tener a su disposición la información que sea de interés colectivo.
  • Integridad: priorizar el compromiso y la honestidad por encima de las responsabilidades laborales.

Otros valores empresariales son la disponibilidad a la innovación, pasión, transformación, respeto, competitividad, constancia y disciplina, entre otros.

Razones para identificar los valores

La definición de los valores dentro de una organización influye en la conducta de cada uno de sus miembros. Otros beneficios al diseñar estos valores es el reforzamiento del compromiso laboral; la retención de los profesionales y la atracción de nuevos prospectos.

Por otra parte, la empresa logra un mayor nivel de fidelidad por parte de cada uno de los grupos de interés. No solo de los trabajadores sino de clientes, proveedores o inversores. Por último, optimizan el rendimiento monetario y facilitan el logro de las metas y objetivos.

Ahora que sabes cómo funcionan los valores empresariales puedes comprender la importancia de asumir los valores de la organización donde laboras como tuyos.

Te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *