qué son las vías de administración

¿Cómo funcionan las vías de administración?

Tanto para el consumidor como para el especialista médico, es importante conocer cómo funcionan las vías de administración. La noción sobre esta área permite conocer las formas de aplicación más factibles para cada caso. Partiendo desde este punto, hablaremos en este post sobre las vías de administración disponibles, según la forma en la que se presenten los medicamentos.

¿Qué son las vías de administración?

El avance tecnológico aplicado en la farmacología, ha permitido que empresas y laboratorios realicen y presenten diversos tipos o formatos de medicamentos. La extensión de este abanico de oportunidades, permite al usuario o paciente seleccionar opciones más puntuales o eficaces para incluir en su tratamiento médico.

Evidentemente, la extensión de estos productos permite al individuo aplicarlos o usarlos según sus necesidades o casos. En cuanto a ello, los especialistas evalúan también los medios de aplicación que hoy componen a las vías de administración disponibles en el mercado.

De una forma más específica, se puede decir que las vías de administración son todas aquellas opciones o alternativas que permiten a los medicamentos, penetrar y ejercer su función de acuerdo a su composición química e indicación.

¿Cómo funcionan las vías de administración de fármacos?

para qué sirven las vías de administración

La forma sobre cómo funcionan las vías de administración de fármacos, se ajustan primeramente al estado en el que se encuentran los medicamentos. Es común ver en droguerías o farmacias, presentaciones de los mismos en forma de píldora, lociones, gotas, ungüentos, geles, aerosoles, inyecciones o supositorios, entre otros.

Esta variedad tiene un propósito evidente: dependiendo de los ingredientes y de la indicación del medicamento, los laboratorios o empresas ajustan su composición a diferentes estados o presentaciones. De ese modo, los ingredientes son empleados en medios más factibles, que permiten penetrar o transportarse dentro del organismo, para así atacar las enfermedades o infecciones factiblemente.

Un ejemplo de ello puede ser la selección de píldoras y el consumo de las mismas. Al escoger un medio interno soluble, la vía oral permite disolver los ingredientes del medicamento, que luego llegarán al estómago para ser distribuidos a la causa que genera el malestar.

Tipos de vías de administración disponibles actualmente

En la actualidad, la forma sobre cómo funcionan las vías de administración de fármacos se clasifican y disponen de diferentes maneras. Dentro de este apartado es posible mencionar las vías más comunes o destacadas para consumir medicamentos:

Vía oral

Como se ha mencionado antes esta vía admite soluciones, jarabes o píldoras de medicamentos de forma oral. Al deglutirse y digerirse permiten aliviar los síntomas de alguna enfermedad.

Vía tópica

Incluye todas las superficies del cuerpo (piel en general) y mucosas, para administrar la acción del medicamento. Estos medios suelen absorber y transportar los excipientes del producto para así generar un cambio en el padecimiento.

Vía parenteral

De forma resumida, se entiende la vía parenteral como el medio en donde se realizan fisuras mínimas para administrar el medicamento. Por lo general, esta vía involucra el uso de inyecciones o agujas parenterales que agregan el líquido o solución al cuerpo.

Otras vías de administración factibles para tratarse

Si bien las vías anteriormente mencionadas pueden practicarse por sí mismas o con ayuda de algún experto médico, es necesario conocer otros procedimientos para aplicar correcta y factiblemente medicamentos o soluciones. En cuanto a ello, podemos mencionar otras vías de administración recomendadas y empleadas por diversos usuarios según las indicaciones médicas:

Vía rectal

Como su nombre lo indica utilizan el recto y la mucosa del mismo para ingresar diferentes tipos de medicamentos. Es posible usar en esta opción supositorios, lavativas o sondas para mejorar alguna dolencia o síntoma local a la zona.

Vía oftálmica

Esta vía se vale del ojo y del conducto nasolagrimal para drenar los excipientes del medicamento. Este medio es empleado para solucionar síntomas locales o asociados al ojo.

Vía ótica

Cuando se trata de mejorar las condiciones del oído, la vía ótica es medio ideal para lograrlo. Esta opción permite la aplicación de líquidos o ungüentos ligeros, para contrarrestar los efectos de infecciones o enfermedades.

Para complementar la información sobre cómo funcionan las vías de administración de fármacos, es recomendable seguir estos post sobre medicamentos:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *