cómo funciona una vivienda prefabricada

¿Cómo funciona una vivienda prefabricada?

Una de las formas menos costosas y rápidas de hacerse de una casa, es optando por las que no requieren ser construidas en concreto armado o mampostería. Es decir, por el tipo de vivienda que se puede armar como a un rompecabezas, con piezas prefabricadas de acero, madera u hormigón. En este artículo vamos a explicar cómo funciona una vivienda prefabricada.

Viviendas prefabricadas o modulares

cómo funciona una vivienda prefabricada fábrica

El origen de estas viviendas se remonta al año 1908 cuando comenzaron a ser manufacturadas por Sears Roebuck & Company. No eran viviendas modulares propiamente dichas, sin embargo, fueron las primeras con su propio sistema de materiales. Los kit comprendían un manual con más de 70 páginas y más de 30.000 piezas y entre 1908 y 1940 fueron vendidas 75.000 viviendas.

Con la llegada de la Gran Depresión la industria decayó en un 40% y se detuvo la evolución de las viviendas prefabricadas, pero no fue su fin. La industria resurgió luego de la II Guerra Mundial con el regreso a EEUU de soldados, quienes demandaban adquirir casas y las que existían no eran suficientes. En 1958 fue fabricada la primera casa modular con dos ambientes, este año fue considerado como el momento oficial del nacimiento de las viviendas prefabricadas.

A partir de los años 80 estas viviendas abandonaron su forma tradicional simple de rectángulo debido a que gracias a los programas de diseño y al avance tecnológico las casas comenzaron a modernizarse adquiriendo formas muy originales y novedosas.

¿Cómo funciona una vivienda prefabricada?

Estas casas son una clase de construcción que proporciona a la vivienda todas a casi todas las secciones estandarizadas, las cuales son fabricadas industrialmente en un lugar distinto al de la instalación. Las piezas son transportadas y ensambladas por personas especializadas, quienes arman la vivienda según el proyecto. Además, bajo las indicaciones del fabricante y con el material adecuado.

Son fabricadas por módulos y con materiales sustentables como la madera, el hormigón y el vidrio. En cambio las viviendas tradicionales son fabricadas con ladrillo, cabillas y cemento, entre otros materiales. Generalmente, estas viviendas se valen del sol y de la lluvia para ahorrar energía, colaborando así con la conservación del planeta y con tu economía.

Viviendas prefabricadas: características generales

Por la forma cómo funciona una vivienda prefabricada ofrece una construcción 40% más rápida que la de una vivienda tradicional. Incluso se reducen los tiempos de entrega de los materiales independientemente de la distancia entre el fabricante y el terreno. No contaminan y ni afectan al medio ambiente porque no generan escombros. Su costo es fijo, nunca varía como en el caso de las construcciones de cemento.

Por otro lado, es adaptable a la necesidad de cada usuario, son muchos los diseños que permiten, formas de uso y tamaños. Además, si llega un nuevo miembro a la familia es rápido y nada complicado agregar una nueva habitación sin tener que tumbar paredes. En lo que se refiere a la apariencia sus excelentes acabados dificultan reconocer que la casa es prefabricada. Las mismas permiten el uso de cerámicas, cualquier tipo de pintura, sistemas eléctrico y de agua, paneles termoacústicos y coberturas en yeso.

Si deseas tener tu propia casa pero cuentas con pocos recursos, no te preocupes, la forma cómo funciona una vivienda prefabricada es la opción perfecta para ti.

Te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *