qué son los yacimientos arqueológicos

¿Cómo funcionan los yacimientos arqueológicos?

Cuando se habla de arqueología, es importante entender todos los conceptos referentes a las investigaciones realizadas en esta ciencia. Es necesario no solo conocer los métodos empleados, sino también el medio en donde se realiza la exploración arqueológica. Así que en base a esto, hablaremos en este post sobre cómo funcionan los yacimientos arqueológicos.

¿Qué son los yacimientos arqueológicos?

Para estudiar óptimamente los restos humanos o arqueológicos, es necesario comprender los conceptos que involucran una investigación de este tipo. En cuanto al medio de estudio antropológico, se puede decir que los yacimientos o asentamientos arqueológicos son uno de los términos más importantes de saber en este aspecto.

Se consideran como yacimientos o zonas arqueológicas a aquellos sitios en donde se concentran diversos restos arqueológicos. Por lo general, estos asentamientos se encuentran enterrados, por lo que se necesita realizar una prospección del suelo, para descubrir los restos que este esconde.

Dentro de los yacimientos arqueológicos se encuentran restos humanos, específicamente sobre las actividades culturales y cotidianas de una comunidad. También es común descubrir en zonas arqueológicas, restos de materiales, del medioambiente y estructuras arquitectónicas de una época determinada.

¿Cómo funcionan los yacimientos arqueológicos según su formación?

yacimientos arqueológicos tells

Es necesario resaltar la forma en la que se originan las zonas arqueológicas en el mundo. Generalmente, la formación sobre cómo funcionan los yacimientos arqueológicos, se originan mediante la aparición de estos tres factores:

  • Químicos: se originan suelos de diversidad mineral, a partir de elementos y desechos producidos por la actividad animal, (como las heces o la grasa animal).
  • Físicos: producto de la erosión, los sedimentos suelen arrastrarse por el viento o agua provocando la aparición de montículos de tierra.
  • Biológicos: comprende a los procesos de la actividad humana y de la alimentación animal que causan la erosión del suelo.

La conjunción de algunos de estos factores, originan el desplazamiento de sedimentos. A su vez el abandono de los lugares, contribuye a que estos sedimentos se entierren, y aparezcan montículos de tierra encima de los restos arqueológicos.

Formas en las que se clasifican los yacimientos arqueológicos

Para el estudio de estos restos, la forma sobre cómo funcionan los yacimientos arqueológicos suelen encerrar una clasificación especial. Esto les permite a los arqueólogos y expertos, conocer y estudiar las características de estos terrenos. Si bien un yacimiento arqueológico puede catalogarse entre uno o varios tipos, los mismos pueden diferenciarse de la siguiente manera:

  • Cronológico; que comprende las fases (neolítico, paleolítico o mesolítico) y la era cultural en la que se creó el yacimiento.
  • Funcionalidad; suelen ser de hábitat (donde los individuos convivían cotidianamente y donde se encuentra evidencia humana), o de necrópolis (en donde se velaban y veneraban a los difuntos).
  • Tipológico; que encierra su situación topográfica (aire libre, valle o cueva).
  • Duración; que podría ser fijo, estacional o temporal.

¿Qué actividades pueden realizarse en un yacimiento?

Para el estudio de los restos encontrados en un yacimiento, los arqueólogos y demás especialistas en el área pueden enfocar en diferentes espacios para la investigación. Entre las actividades más comunes realizadas en los yacimientos arqueológicos se encuentran:

  • Las excavaciones arqueológicas; en donde se aplican instrumentos especiales para la remoción de tierra, para así estudiar los fósiles o restos enterrados.
  • Intervenciones de arte rupestre; (si se encuentran representaciones artísticas), en donde se estudian y reproducen de manera exacta los restos culturales, para aportar información artística.
  • Las prospecciones, que comprende a las intervenciones invasivas y científicas para detectar e investigar los vestigios encontrados.

De este modo, se puede deducir que el entendimiento de cómo funcionan los yacimientos arqueológicos, es crucial para comprender el medio científico. Igualmente es útil conocerlos, para  aplicar las técnicas de investigación adecuadas para su exploración. Si deseas saber más sobre temas similares, puedes quedarte a leer los siguientes post:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *