para qué sirve el yeso

¿Cómo funciona el yeso?

El yeso es un componente químico, o un sulfato de calcio semihidratado que existe desde tiempos muy antiguos, utilizándose principalmente en la construcción, para el revestimiento, sello de muros o combinar diversas piezas de mamposterías. Te invitamos a seguir leyendo cómo funciona el yeso en este post.

¿De qué trata el yeso?

Si hablamos del yeso como un material de construcción y un producto industrial, podemos definirlo como un sulfato de calcio semihidratado. También recibe el nombre de yeso de París o yeso cocido.

El yeso se distribuye en forma de polvo, molido, después que se amase con agua, se puede utilizar de forma directa. Aunque también se le pueden agregar diversas sustancias químicas para la modificación de sus cualidades de resistencia, fraguado, adherencia, densidad y retención del agua.

La forma del yeso más pura que existe y de grano más fino se le conoce como la escayola. El yeso o mejor dicho, el sulfato de calcio hemihidratado también existen en su forma natural, es un mineral extraño e inestable llamado basanita.

Se fabrican a través de un mineral natural conocido como aljez o yeso, el cual es el sulfato de calcio dihidrato por medio de la deshidratación. ¿Te llama la atención? Entonces no dejes de leer cómo funciona el yeso en este post.

Historia…

cómo funciona el yeso

¿Sabías que el yeso es uno de los materiales más antiguos que se utiliza en la construcción? En el tiempo Neolítico, de acuerdo con la sedentarización, se empezó a fabricar el yeso calcinando aljez, y después se usaba para combinar las piezas de mamposterías, revestir los paramentos de las viviendas o para sellar las juntas de muchos muros, el yeso lograba reemplazar al mortero de barro.

En el sligo IX a.C, en Catal Hüyük, se encontraron guarnecidos de cal y yeso, con restos de pinturas al fresco. Así como en la antigua Jericó, específicamente en el milenio VI antes de Cristo, se utilizó yeso moldeado.

Además, en el Antiguo Egipto, en el tercer milenio a.C, se usó yeso para poder sellar las juntas de los bloques que afirmaban la Gran Pirámide de Guiza y con una gran cantidad de tumbas utilizándose como soporte y revestimiento de bajorrelieves pintados.

El palacio de Cnosos también tiene suelos y revestimientos hechos con yeso.

Ahora sí, descubre en sí cómo funciona el yeso en la siguiente sección. Es bastante interesante.

¿Cómo funciona el yeso?

  • En su estado natural:

El aljez, yeso crudo o piedra de yeso, posee 79,07% de sulfato de calcio anhidro y alrededor de 20% de agua. Se considera que es una roca sedimentaria, blanca o incolora en estado puro, no obstante, siempre presenta impurezas que le obstaculizan diversas coloraciones, entre ellas podemos encontrar al óxido de hierro, la arcilla, la caliza, la sílice, la vermiculita, entre otros.

En la naturaleza podemos encontrar la karstenita o la anhidrita, un sulfato cálcico que presenta una estructura sacaroidea y compacta, además absorbe de manera rápida el agua, provocando un aumento en su volumen desde un 30% a un 50%, lo que indica que su peso específico es de 2,9 y su dureza varía entre 2 y 3 en la escala de Mohs.

Sin embargo, también nos podemos encontrar en su estado natural a la basanita, el sulfato cálcico hemihidratado, aunque rara vez la encontramos en este estado por ser muy inestable.

  • En su proceso:

El sulfato cálcico bihidrato o el yeso natural, se compone del sulfato de calcio con dos moléculas de agua para su hidratación.

Si aumentamos la temperatura hasta poder lograr el desprendimiento de agua, fuertemente combinada, se pueden obtener a través del proceso diversos yesos que se utilizan en la construcción, los que dependiendo de la temperatura creciente pueden ser:

  • Temperatura ordinaria: Se obtiene piedra de yeso.
  • 107°C: Se forma el sulfato de calcio hemihidrato.
  • 107-200°C: Se crea el yeso comercial para el estuco.
  • 200-300°C: Se obtiene un yeso con poco residuo de agua, de gran resistencia pero con un fraguado lento.
  • 300-400°C: Obtenemos un yeso de fraguado rápido pero con poca resistencia.
  • 500-700°C: Es un yeso extra cocido o yeso muerto, debido a que su fraguado es nulo.
  • 750-800°C: Se forma el yeso hidráulico.
  • 800-1000°C: Es un yeso de pavimento.
  • 1000-1400°C: Se obtiene un yeso con fraguado rápido y mayor proporción de cal.

Si la información acerca de cómo funciona el yeso fue de tu agrado, entonces te invitamos a que sigas leyendo los siguientes posts:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *